EL QUE SABE HACE, EL QUE NO SABE EXPLICA.

EL QUE SABE HACE, EL QUE NO SABE EXPLICA.

Ovidio Roca

En relación a la inteligencia, negada enfáticamente a todos los opositores por un inveterado recitador de Marx, es bueno saber que inteligencia, según el Diccionario de la Real Academia Española, es entre otras acepciones, «la capacidad para entender o comprender» y también la «capacidad para resolver problemas».

Los seres humanos tenemos, en mayor o menor grado, un potencial, un don, para las ciencias, para el deporte, para las artes; son regalos que se reciben de la naturaleza y luego se desarrollan con educación y disciplina. El hecho de poseerlos implica una gran responsabilidad y es la de usarlos con sentido práctico y moral, en bien de uno mismo y del prójimo.

Los ideólogos de la izquierda han tenido siempre la habilidad de atribuirse un sentido moral como defensores del pueblo, de los pobres, aunque la práctica histórica evidencia sobreabundantemente los desastres del socialismo. Por esto y pensando en la mencionada definición de inteligencia, podríamos decir que los socialistas al no tener la capacidad de resolver problemas no tienen inteligencia. Pero no sería correcto, pues vemos que tienen una gran capacidad para manipular al pueblo, para utilizar las esperanzas de la gente y venderle ilusiones buscando perpetuarse en el poder, que es lo que finalmente quieren. Aprovechan que el ser humano es esencialmente emoción y la persistencia del socialismo se explica en la emoción y las ilusiones, así nos lo retrata esa frase atribuida a Churchill, «el que a los veinte años no es socialista no tiene corazón y el que a los treinta no es liberal, no tiene cerebro».

Si tenemos la capacidad de razonar, de imaginar soluciones a los múltiples problemas y necesidades y solo la usamos para satisfacer nuestro propio interés, nuestro propio ego, estamos malgastando el don que caracteriza a la especie humana.
En la historia hemos tenido personajes que han hecho los mayores males invocando al pueblo y a los pobres. En nuestro vecindario, tenemos uno que puso bombas, robo dineros de las universidades y aunque cohabito por años en una estrecha celda con un mallku, no logro aprender la lección de la solidaridad y sencillez campesina.

No se trata solo de leer, tener información, sino de saber usarla y combinarla buscando nuevos horizontes y oportunidades para la sociedad. No se trata de explicar las maniobras envolventes, se trata de construir pais. Recuerdo a Chavo Urioste que me decía: el que sabe hace, el que no sabe explica.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: