ANTEPROYECTO DE LEY DE EMERGENCIA PARA LA PROTECCIÓN DE BOSQUES Y TIERRAS

ANTEPROYECTO DE LEY DE EMERGENCIA PARA LA PROTECCIÓN DE BOSQUES Y TIERRAS
Ovidio Roca 2010-12-06
Este anteproyecto de Ley es muy interesante y merecedor de ser apoyado por la comunidad y los parlamentarios. Tiene atinadas medidas para promover el mantenimiento y la protección de los bosques nativos, pero peca de ser exclusivamente punitivo y de difícil aplicación en el actual entorno de inestabilidad, desconfianza institucional e inseguridad sobre los derechos de propiedad en general y los de la tierra en particular.
Soy un convencido que la gente necesita de estímulos tanto económicos como morales para realizar ciertas acciones, aun cuando estas redunden en su propio beneficio. El concepto de la zanahoria y el garrote es valido; pero el solo garrote a la larga no funciona. Pese a esto, si a la Ley se le agregan estímulos económicos y seguridad jurídica y física para aquel que conserve el bosque en pie y realice manejo sostenible, me parece válida y necesaria.
Pero no basta la Ley, se necesita un entorno que le garantice su correcta aplicación. Recordando el anterior modelo forestal, en el que muchos trabajamos, éste funciono durante un buen tiempo porque se dio una constelación de factores favorables: Había además de una buena ley, un estado de derecho, confianza de los regulados en el cumplimiento de los contratos de concesión, en la probidad de los servidores públicos y en el ente regulador, y fundamentalmente porque había una demanda de madera certificada, que inducía al concesionario a trabajar en el marco de la ley forestal y contar con una certificación internacional de buena practica, si quería buenos mercados para su producto.
Fruto de esto, también se estableció una nueva imagen del empresario forestal que hacia manejo, ya no fue percibido como “el pirata” sino que se lo reconocía como un agente importante en la preservación del bosque.
Cuando estos factores desaparecieron, cuando se agudizo la inseguridad jurídica para las concesiones forestales y barracas y se acrecentó la desconfianza en el ente regulador, se vuelve al aprovechamiento insostenible y de corto plazo. La consigna se torna entonces: aprovechemos hoy que no sabemos que va a pasar mañana.
Un problema adicional es que siguiendo la Ley Agraria, la función económica y social será determinada cada dos años y la forestación y el manejo no constituyen elementos para la determinación de esta función. Entonces es lógico que se perciba que no hay garantía de largo plazo y sabemos todos que el desarrollo y manejo forestal es de cincuenta y más años.
Cabe a los profesionales y técnicos que trabajan en este campo contribuir con sugerencias a mejorar esta interesante iniciativa, la Cámara Nacional Forestal e igualmente la Gobernación que tienen importantes competencias y responsabilidades en esta área, deberían hacer conocer sus propuestas.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: