Archivos para 23 octubre 2011

TIERRA: POLÍTICA, ECOLOGÍA Y EL DRAMA DE PANDO

TIERRA: POLÍTICA, ECOLOGÍA Y EL DRAMA DE PANDO

Ovidio Roca
2009

El gobierno centralista del MAS en su plan de dominación e implantación de su proyecto indigenista y comunista ha elegido a Pando, Departamento con baja población, (una población votante de algo menos de 25.000 personas), para controlarlo mediante “mitimaes”, vale decir mediante el traslado masivo de población andina, que les permita en primera instancia el dominio electoral y luego el control de las instituciones y los recursos del Departamento. Ya antes lo ocuparon militarmente con el Comando Binacional (Bolivia-Venezuela), apresaron al Gobernador elegido democráticamente y ahora les falta asumir el poder totalitario: control racial, cultural, económico y político.
Estamos hablando de una región amazónica que fue conquistada y preservada desde siempre por estos heroicos guardianes de la frontera que son los pandinos, que ahora están siendo arrinconados, expulsados de su tierra y violados en sus derechos y sus bienes.
Esta región por su lejanía nunca significo algo para el centralismo andino. Recordemos que a principios de la República, Andrés Santa Cruz Calaumana la puso en venta (aunque sin resultados) al Brasil a cambio de una fragata. Luego a principios del siglo XX vendieron el Acre por dos millones de libras. Eran tierras sin importancia, que estaban lejos de La Paz y sus preocupaciones mineras.
Ahora sí les interesa, ahora las quieren tomar y lo harán usando grupos de ocupación de indígenas andinos, pues se necesita establecer una base estratégica del Proyecto Continental Chavista, frente al Brasil y el Perú y una avanzada del contrabando y el narcotráfico. No nos olvidemos que desde Pando se puede llegar por carreteras asfaltadas brasileras y peruanas, al interior de esos países y a las costas del atlántico y el pacífico.
Pando, es un Departamento amazónico cubierto 90 por ciento por bosques cuya vocación es eminentemente forestal, para extracción de castaña, de goma y aprovechamiento de madera (siempre bajo manejo) y sus tierras no son aptas para la agricultura. En este territorio existen territorios (TCO) de pueblos indígenas amazónicos ya hace rato consolidados, concesiones forestales, concesiones para extracción de castaña y extensas áreas de preservación en tierras bajas e inundadizas y otras que ya han sido declaradas de protección ecológica.

La tierra como todo, como nosotros mismos, tiene vocación y aptitudes para unas cosas y no para otras. Esto se estudió en el programa de zonificación agroecológica y socioeconómica del Departamento Pando. La decisión fue que los suelos se usen en base a esta norma y según su aptitud, vale decir según la capacidad de producción que tienen éstos para cada uso.

Alguna vez estuve en Pando, caminando por sus bosques con un experto y nos señalaba que esa exuberante vegetación no significaba que la tierra, mas bien el suelo, fuera adecuado para usos agresivos como los de la agricultura. Son suelos poco profundos y pobres en nutrientes debido a la naturaleza del material parental y a una intensa meteorización química por altas temperaturas y humedad; así como por una intensa lixiviación de nutrientes y fijación de aluminio y hierro; sin olvidarnos de los varios afloramientos precámbricos.

Por tanto, si vemos esa exuberante vegetación y altísimos árboles, esto se debe a que su sistema radicular que es superficial, usa los nutrientes del humus proveniente de las hojas que caen. Si se elimina la vegetación, en dos años no se tiene suelo y menos producción agrícola.

En consecuencia, si efectivamente nos preocupa el país, Pando y su desarrollo sostenible, los bolivianos y las instituciones debemos denunciar, tanto nacional como internacionalmente y combatir, usando medios legales, la irresponsable actitud del gobierno al realizar esta colonización sobre tierras que no tienen vocación ni aptitud agrícola. Con esta colonización se destruirán los bosques y la biodiversidad, se degradaran los suelos y además se condenara a la miseria a estos campesinos andinos acarreados a un hábitat extraño.

Reiteramos que este es un proyecto de político y en este su afán de dominio territorial, el MAS esta cometiendo a sabiendas, un ecocidio y un genocidio, contra el medio ambiente y contra nuestros conciudadanos, primero de Pando y luego contra los campesinos del ande, a quienes esta usando y condenando a la miseria, en su afán enfermizo de dominar políticamente este Departamento amazónico; según se afirma, para instalar en esa triple frontera un enclave cocalero.
Conociendo el ecosistema de Pando y la cultura agrícola de los colonizadores aymaras, es de prever que en las cincuenta o poco más, hectáreas de monte que les entregaran (habría que ver si están en zonas bajas e inundadizas) lo primero que harán (luego de inscribirse en el padrón electoral) será sacar indiscriminadamente la madera que puedan y si hallan compradores venderla para poder comer. Luego van a tratar de hacer un chaco en una hectárea y el primer año, si les va bien, sacaran algún producto, maíz, arroz, yuca, coca. El segundo año nada, pues los suelos luego de extraída la cobertura boscosa no tienen capacidad agrícola y en ese momento seguirán plantando coca y algo de pasto y buscaran venderlas a algún brasilero, o colla, o camba, que pudiera tener interés. Pero como ya pasaron las elecciones y el gobierno esta en otro baile, los migrantes se encontraran desvalidos y frustrados y buscaran integrarse a las redes de narcotráfico y contrabando que ahora proliferan en esa zona.
Pando es una zona estratégica para Bolivia y como Estado Nacional, Prefectura y Municipios deberíamos implementar allí programas de desarrollo sostenible. Realizar manejo forestal e industrialización de la madera (Bolivia es pionera en esto), la extracción e industrialización de la castaña y la goma natural y conseguir apoyos internacionales para administrar y sostener las extensas áreas protegidas y territorios indígenas. Esto significara también un atractivo para el ecoturismo de aventura e investigación.
Pensando en el largo plazo, el acelerado cambio climático obligara a tomar decisiones mundiales sobre la amazonía y ello implica conservar los bosques y necesariamente se adoptaran decisiones para reconocer y compensar económicamente la preservación de la selva amazónica, reconociendo la función que realiza el bosque natural de productor de agua dulce, de ser un sumidero de carbono y efectuar la regulación del clima y esto significa entrar en el comercio de carbono y de los bonos por preservación de la biodiversidad, usando mecanismos como el “desbosque evitado” (avoided deflorestation), con todos los beneficios que ello significa para la ciencia y la medicina y sobre todo para la población pandina guardián de este paraíso amazónico, reserva ecológica de la humanidad.
La pregunta es: El MAS tiene interés en desarrollar Pando y favorecer a su gente para que viva mejor, trabaje y progrese en equilibrio con su entorno ecológico y cultural, o por el contrario se trata como avizoramos, de imponer el control militar, político y étnico; vale decir la opresión centralista y racista del Estado sobre un territorio al mas puro estilo del fascismo hitleriano y el comunismo Staliniano, donde lo que importa es el poder del partido y no el hombre ni la ecología.

Por lo que vemos: con el Gobernador preso, los dirigentes cívicos exiliados, el ejército y la policía en las calles y los grupos indígenas andinos acarreados para ocupar el territorio, no hay donde perderse, no se trata de un gobierno que puede o no hacer buena gestión, se trata de un proyecto político de poder, de dominación racista y excluyente, donde la mayoría de los bolivianos mestizos y demócrata estamos excluidos. Democracia, ecología, la pachamama, respeto a la diversidad, son pamplinas, se trata exclusivamente del poder y de poder duro y totalitario para el MAS.

Deja un comentario

QUIEN OLVIDA LA HISTORIA ESTA CONDENADO A REPETIRLA.

QUIEN OLVIDA LA HISTORIA ESTA CONDENADO A REPETIRLA.

Ovidio Roca
2009
Es una pena que nadie aprenda de sus propios errores y menos de los ajenos, y ahora que nos enfrentamos a grandes retos y definiciones que determinaran nuestra supervivencia como sociedad y como país, vale la pena rememorar eventos de la historia para reflexionar sobre ellos, recordando el aforismo: quien olvida la historia esta condenado a repetirla.

Usando un discurso social y revolucionario, los comunistas Rusos, los Chinos, los fascistas Alemanes (por mencionar solo algunos) y ahora los socialistas Bolivarianos, ilusionaron a su pueblos ofreciéndoles bienestar y progreso bajo el modelo comunista, la bandera del igualitarismo, la estatización de las empresas, la nacionalización de los recursos naturales. Todos ellos fracasaron en su intento, oprimieron durante años a sus pueblos y los dejaron aún más empobrecidos y destruidos que antes.

El MAS pretende hacer lo mismo en Bolivia y contra esto es que tenemos que oponernos con nuestro voto militante en Diciembre y para convencernos de esto vale la pena constatar las similitudes entre los revolucionarios de antes y los (lectores de veinte mil libros) de ahora.

Lenin decía que Revolución es “Electrificación más soviet” y proponía organizar la industria, la agricultura y el transporte sobre la base técnica de la gran industria moderna de occidente, pero bajo un sistema estatal y fuertemente centralizado.Estaba convencido que el desarrollo de la agricultura soviética esta en la producción comunitaria y no la privada campesina.
Luego de su tremendo fracaso propuso rectificar estas medidas mediante la NEP que permitía cierto grado de libertad a los campesinos para producir bajo iniciativa privada, lo que aumento en gran manera la producción de alimentos y el consiguiente enriquecimiento de la economía campesina y el fortalecimiento del individualismo. Cuando muere Lenin y asume Stalin esta apertura es eliminada y se pasa a aplicar una férrea política colectivista y un régimen criminal de opresión sobre todos los pueblos de la URSS, que produce ocho millones de muertos.

El régimen soviético se termina de podrir y se derrumba por si solo en el ochenta, por la inviabilidad e incompetencia del sistema, su falta de innovación tecnológica y sobre todo su incapacidad de producir bienes y servicios para sus ciudadanos, quienes se enteran (a pesar de la cortina de hierro) que en los países burgueses desarrollados, los obreros comen tres veces al día y pueden tener hasta automóviles.

La revolución china de 1949 fue dirigida por intelectuales de clase media apoyándose en el campesinado. Mao Tse-Tung transformó al campesino, en la “fuerza principal” de su revolución antifeudal y antiimperialista. En 1958 ante el rotundo fracaso de la economía y buscando incrementar la producción Mao Tse-Tung impulso el “Gran salto hacia adelante”, buscaba integrar la industria y la agricultura y obtener un mayor rendimiento de la fuerza de trabajo por medio de las “comunas populares”. El plan fracasa estrepitosamente y tiene que ser desechado por la tremenda hambruna y millones de muertos que se genera.

Durante décadas y el pueblo chino siguió sufriendo opresión y miseria y finalmente recién en este siglo XXI, China se levanta y da un verdadero salto hacia delante cuando adopta un sistema capitalista y de mercado. Pero fiel a sus principios el partido comunista precautelando sus privilegios, mantiene en sus manos un absoluto control político, militar e ideológico. En la China actual es bueno y licito enriquecerse pero no así opinar políticamente y menos objetar al partido y al gobierno comunista.
El actual modelo chino es el “capitalismo salvaje”, se desentiende de los salarios y del cuidado del medio ambiente, y estos dos son los factores sobre los que han asentado una industria de bajos costes que hace temblar a medio mundo.

El caso mas ilustrativo se da con la experiencia alemana. Se trata de un pueblo que fue dividido artificialmente luego de la segunda guerra mundial y sobre ellos se aplican dos modelos diferentes de economía y de Estado (un país dos sistemas): Un modelo de democracia y economía de mercado en la RFA y el sistema comunista y totalitario en la RDA. Es la misma gente, la misma cultura, la misma educación, los mismos recursos y pasados treinta años cuando cae el muro de Berlín, cuando al final se puede ingresar al paraíso comunista, sorteando muros, barricadas y alambre de púas, se encuentra con un país destruido, miserable, traumatizado por la violencia y por el sistemático espionaje dirigido contra todo el pueblo y todos desconfiando unos de otros a consecuencia de la aberrante practica de la delación.

En la RDA, a medida que agudizaba la crisis económica, arreciaban las demandas populares para la mejorar el suministro de bienes de consumo y de servicios y a la par crecían las exigencias de libertad. La población alemana era una población secuestrada, no podía emigrar a la parte democrática de Alemania, viajar a otro país o moverse libremente en el propio, carecían de derechos políticos, de expresión, de huelga, de prensa, de votar libremente. Estaban sometidos a un sistema estricto y permanente de control, vigilancia y manipulación y peor a un sistema de delación, que generó un trauma de permanente desconfianza entre vecinos, ente compañeros de trabajo y peor aun, dentro de la propia familia.

Un país dos sistemas: El resultado logrado fue, por un lado la RFA, un Estado moderno, ciudadanos libres y prósperos, una industria fuerte y competitiva y por el otro la RDA, empresas estatizadas, economía burocratizada y de ínfima competitividad, ciudadanos pobres y oprimidos y los otrora hermosos paisajes, bosques y ríos totalmente destruidos por el absoluto desprecio del régimen comunista por el medio ambiente y las personas.

Y cuando cae el muro surge un nuevo y grave problema, y es que la mayoría de la población quiere salir corriendo del paraíso comunista y migrar hacia la Alemania de la libertad y el progreso dejando desiertas las poblaciones y generando de paso graves problemas de desempleo.

La experiencia de América latina en el último tercio del siglo XX, muestra que intelectuales de clase media y de izquierda, personalidades sicopáticas y con tendencias al autoritarismo y terrorismo, que medraban de las oenegés y sin las mínimas condiciones para proyectarse y saltar del discurso de café al escenario de la política real, surgen con fuerza al influjo de Chávez. La plata del pueblo venezolano sirve para contratar apoyo logístico e ideológico en Cuba y con este auxilio y muchos dólares, se difunde y aplica la receta del Socialismo del Siglo XXI en sus variantes de más o menos indigenismo, según el país devenido en bolivariano.

En Bolivia se aplica la receta y la plata chavista, utilizando la desilusión del pueblo por el mal manejo que muchos políticos han hecho de la economía y la inadecuada distribución del ingreso y por otro lado del sentimiento de exclusión que justamente sienten los pobres. Aprovechan además la fuerte identificación indígena que tiene una parte de la población boliviana y sobre ésta construyen un sentimiento de adhesión y revanchismo, que usan como arma política.
Es en este ambiente, que activistas políticos de clase media lograron atraer a dirigentes de las organizaciones sindicales y armar un movimiento político exitoso, en el cual se repiten las viejas formulas del marxismo, el estatismo, el centralismo, el comunitarismo y especialmente el racismo. Luego en el gobierno, para imponerse y perpetuarse, montan mecanismos de represión, de policía política, de espionaje y por ser peligroso a sus intereses, (lo llaman descolonización) se empeñan en destruir la institucionalidad democrática y sobre todo la prensa libre y la libertad de opinión.

Estas son algunas enseñanzas de la historia pasada y reciente que muestran el permanente fracaso e inviabilidad del modelo llamado ahora Socialismo del Siglo XXI, que los intelectuales blancoides del MAS quieren aplicar en Bolivia. La pregunta que nos hacemos siempre es: ¿como es posible que la evidencia y la práctica histórica muestren la inviabilidad de un modelo y que la gente no aprenda de estas experiencias y vuelva a ser seducida por las promesas?. La respuesta al parecer esta en la definición cínica de lo político como una venta de ilusiones, pues se ha constatado reiteradamente que el pueblo en su pobreza y desinformación prefiere las promesas, esperanzas e ilusiones a la prosaica realidad y es contra estos males que la nueva Bolivia tiene que luchar.

Felizmente, y como siempre al borde del despeñadero el pueblo boliviano ha encontrado un proyecto de convergencia y unidad nacional y de distribución del poder hacia las regiones, que se contrapone al totalitarismo masista, con una propuesta de unidad, de libertad, de democracia, de economía social de mercado, de equidad social y con autonomías departamentales.
Es la alternativa idónea para salir de esta trampa totalitaria y racista que nos esta llevando al enfrentamiento regional y étnico. Falta que el pueblo tome conciencia y entienda que esta es una buena oportunidad para todos. Que entiendan aquellos que creen que pueden acomodarse y beneficiase personalmente apoyando al régimen totalitario, que serán usados y luego desechados. Que los emprendedores de El Alto y el resto del país, cultores del capitalismo y libre iniciativa, entiendan que un Estado centralista y estatista no condice con sus intereses como productores libres y creadores de riqueza. Que los creyentes y demócratas entiendan que el masismo es un proyecto “sin dios ni ley”, que no respeta la libertad de las personas para ejercer su opción religiosa, de libre opinión y de ejercicio político. En fin entendamos los bolivianos que tenemos la oportunidad de conseguir un futuro de prosperidad, unidad y libertad votando por la opción democrática y sin dispersar el voto.

Deja un comentario

PREOCUPADOS POR LA SITUACIÓN, PERO TODO BIEN GRACIAS A DIOS.

PREOCUPADOS POR LA SITUACIÓN, PERO TODO BIEN GRACIAS A DIOS.

Ovidio Roca
2009

Confluyeron en la conformación del MAS diversos grupos de interés, económico, político, sindical y étnico, los que gracias a la articulación y experiencia organizativa y política de viejos sindicalistas de la Federación Minera de Bolivia, y el flagrante descrédito y desbande de la oposición, logran una memorable victoria electoral.

Ya en el poder, los intereses de los cocaleros, indigenistas, gremialistas, contrabandistas y de los marxistas empiezan a chocar y las pugnas internas hacen saltar a varios actores de relevancia como el propio Filipo, quien desde su praxis sindical e ideológica fue el que dio al movimiento cocalero de Evo, su proyección política nacional. La contradicción mayor se presenta entre los que provienen de vertientes ideológicas como los marxistas e indigenistas, mientras que los que propugnan reivindicaciones económicas, como cocaleros y contrabandistas, asegurándoles libertad de mercado e impunidad no tienen mayores conflictos.

Esta claro entonces que el indigenismo y el populismo son las fuerzas rectoras del actual proceso de control del poder. Este proceso esta siendo conducido por los epígonos de la izquierda terrorista y nostálgica que lograron ser más hábiles en su capacidad de organización y manipulación que los indigenistas. Estos terroristas, marxistas y ahora Socialistas del Siglo XXI, sin contar con bases sociales han logrado desplazar a los indigenistas, que sí las tienen, y han logrado hacerse del poder y el control del icono de la revolución, el indio Evo Morales.

Evo, aunque sigue fiel a su movimiento cocalero y les garantiza el mantenimiento y ampliación de su negocio y de paso el de toda la cadena productiva, dejó en manos de la izquierda el manejo del aparato del Estado, quienes lo ejercen con un fuerte apoyo logístico y financiero de Chávez y de Cuba, los cubanos especialmente en el área de inteligencia y represión en lo que tienen gran experticia.

Los marxistas vincularon a Evo con la política internacional y allí Chávez, Fidel y los paradigmas del populismo lo deslumbran y lo lanzan hacia su destino de salvador de los cocaleros, de los indígenas originarios, de Bolivia, de América y de la Pacha Mama.
Pese a su lenguaje “telegráfico” (que obliga a periodistas a trabajar el doble rellenando más del cincuenta por ciento de sus alocuciones para convertirlas en oraciones inteligibles) cuenta con gran cobertura mediática nacional e internacional. Evo se reinventa y se lanza a la palestra discursiva típica de los populistas y busca eternizarse en el poder. Con las mieles del poder vinieron las ansias de figuración, el pecado de la vanidad y la egolatría, el precio es ser “pongo” del entorno palaciego y de Chávez.

El accionar de la izquierda palaciega, especialmente en el campo mediático, nos hace recuerdo de la famosa obra “1984” de George Orwell. Parece que Orwell describiera el modus operandi de este grupo por el cinismo y doble mensaje que éstos utilizan cotidianamente y con el que descaradamente dicen lo contrario a lo que estamos viendo, viviendo y percibiendo gran parte de los bolivianos y como lo dicen con tal convicción hacen dudar a los menos informados, generándoles inseguridad aun sobre sus propias certezas.
En “1984” nos adentramos en el doblepensar: “Doblepensar, significa el poder, la facultad de sostener dos opiniones simultáneamente.”
“Saber y no saber, hallarse consciente de lo que es realmente verdad mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas, sostener simultáneamente dos opiniones sabiendo que son contradictorias ambas; emplear la lógica contra la lógica, repudiar la moralidad mientras se recurre a ella, creer que la democracia es imposible y que el Partido es el guardián de la democracia; olvidar cuanto fuera necesario olvidar y, no obstante, recurrir a ello, volverlo a traer a la memoria en cuanto se necesitara y luego olvidarlo de nuevo”.

En este arte del doblepensar (aunque los otros de la banda no se quedan atrás), Linera es un eximio exponente, todos los días nos muestra su tremenda astucia y el gozo voluptuoso que siente de saberse más inteligente que los demás, de sentirse poderoso y hacer caer sobre los infelices opositores sus advertencias, sus sentencias y su condena, sin compasión, implacable e inmisericorde. Un ejemplo de antología de su capacidad de manipulación y virtuosismo para ejecutar dos guiones al mismo tiempo es la “puesta en escena” del 28 de Febrero del 2008. Faltando pocos minutos para la sesión de Congreso, expresaba a los medios y a los opositores su voluntad de dialogar y entretanto preparaba el cerco y asalto al hemiciclo. Mientras declaraba ante los medios de comunicación su vocación concertadora, organizaba el traslado de cocaleros para el cerco; mientras convocaba y encerraba a algunos parlamentarios de la oposición en la Vicepresidencia con pretexto del diálogo y la concertación, se redactaban los textos de las leyes que finalmente se aprobaron en el parlamento. Todo estaba programado con anterioridad, las huestes habían sido pagadas y trasladas a la Plaza Murillo y también los titulares y suplentes de la bancada oficialista estaban listos para entrar y hacer el quórum necesario. Algunos parlamentarios habían sido ya comprados, otros engañados y encerrados y peor aun dos Diputadas opositoras agredidas y golpeadas para evitar su ingreso al parlamento; por supuesto ante la presencia complaciente de la Policía. La presencia de cocaleros, ponchos rojos y mineros con dinamitas en la plaza Murillo y al interior del propio congreso, buscaban mostrar ante la opinión publica el apoyo popular a los referendos dirimidor sobre tierras y ratificatorio del texto constitucional, pero sobre todo impedir la participación de los parlamentarios opositores.

Este es el método empleado para manipular a la población y mantenerse en el poder, un sistema de mentiras, con un permanente doble mensaje, con cinismo, con falsas promesas, pero principalmente con odio, con el se ha venido pavimentando el camino para llegar a una sociedad totalitaria, orwelliana. Quieren liquidar poco a poco y mejor si es rápido, la resistencia a su proyecto y lo hacen imponiendo el terror y el enfrentamiento y división entre bolivianos. Cuando se haya quebrado el estado de derecho, cuando el pueblo aterrorizado acepte su derrota, en ese momento impondrán radicalmente su propia visión del mundo y seguirán destruyendo y eliminando a todo aquel que piense diferente, k’aras o t’aras y para ello los “Jacobinos” emplearan el terror, sin compasión, implacable, inmisericorde, y así la precaria Democracia habrá dado paso a la tiranía y habremos retrocedido a un Estado totalitario comunitarista.

El otro sector ideológicos del MAS, los indigenistas, empiezan a exteriorizar sus diferencias. El movimiento indigenista es mayoritario en base social, pero solo tiene algunas figuras aymaras decorativas en el gobierno y están excluidos del uso y usufructúo del aparato del Estado, especialmente el de represión y el económico.
La base social indigenista ha venido apoyando al MAS, tanto por la identificación étnica con Evo como por la animadversión que les han creado contra los “oligarcas y separatistas” de la oposición autonomista y regional. Ellos (con Evo o sin Evo) persiguen la hegemonía de los originarios sobre el resto de la población, quieren alguien que lo conducirá mágicamente al “suma qamaña”, a la “tierra sin mal” y que expulsara a los k’aras.

El movimiento indígena aymara ya ejerce su poder y gobierna efectivamente en el área rural altiplánica y especialmente en los alrededores del lago Titicaca, donde controla el territorio mediante la practica comunal andina de turnos y rotaciones. El altiplano es por tanto un territorio autónomo donde la presencia de autoridades y funcionarios estatales bolivianos, si la hay es decorativa.

En el enfrentamiento con el Estado neocolonial, el movimiento indigenista ha venido manejando como discurso la recuperación de las banderas de Octubre y la nacionalización de los hidrocarburos, pero ahora que se presenta la contradicción con las facciones de la ultraizquierda , ya están manejando su propio discurso político en busca la “cristalización de la hegemonía colla, a través del poder indio, como forma de apropiación del Estado-nación, rechazando la creación de otro Estado propio.” En este nuevo Estado se determina el derecho de la comunidad aymara a regirse y administrar justicia de acuerdo a sus propias normas, además del derecho a usufructuar el suelo y los recursos naturales y la toma y distribución de tierras en todo el país y sobre todo en el oriente

Uno de estos proyectos, si lo permitimos, podría imponer su visión y gobierno sobre el territorio boliviano, excluyendo, oprimiendo y quitando propiedad y derechos al resto de los ciudadanos que mantienen una cultura democrática y visión de desarrollo productivo vinculado al mercado y la cultura planetaria.
Todos los que no aceptamos la dictadura comunista ni la racial, los que creemos en el hombre capaz de construir su propio futuro, en la común cultura humana, en la responsabilidad ciudadana, el respeto para con los otros; no podemos permitir que los extremismos, los fanatismos nos amilanen, es necesario reaccionar y participar activamente en consolidar un Frente Nacional Electoral, una Coordinadora para la Democracia, o cualquier mecanismo que permita organizar la participación de todos y con los mismos objetivos y que son básicamente la libertad, el estado de derecho y la unidad de los bolivianos.

Deja un comentario

“Paladares” las telenovelas y la vida

“Paladares” las telenovelas y la vida

Ovidio Roca
2009

Comentaba hace algún tiempo con unos amigos cubanos y alguna guanaja, el fenómeno de los “Paladares” cubanos, una experiencia de iniciativa privada, resistida y combatida por el Gobierno comunista de la Isla, pero a la final consentida por la imperiosa necesidad de que la iniciativa personal solucione el yantar diario. Esta experiencia de emprendedorismo fue inspirada en personajes de telenovela.

Cundo se vive agobiado y en situaciones de grandes limitaciones y dificultades, la gente busca evadirse hacia otras realidades (también a Miami) y es muy común que uno de los caminos y el menos malo, se lo encuentre en las telenovelas donde sus personajes se convierten en los vecinos mas cercanos del espectador, quien vive a través de estos y sufre y vibra con ellos y por ellos todos los días.

Los cubanos que a causa de su fracasado sistema comunista, incapaz de generar riqueza y bienestar, viven una vida de restricciones diarias; ausencia de artículos esenciales, por ejemplo para lavarse y vestirse; el grave problema del desayuno, almuerzo y cena; pero sobre todo la perdida de la esperanza, la angustiosa ausencia de libertad, libertad de expresión, de información, de leer lo que se produce en otros lados, de poder viajar, de ver que pasa en el mundo.

Encerrados en este “paraíso comunista” es lógico que ellos sean tremendos fanáticos de las telenovelas. Recuerdo hace años (época de los rusos) haber entrado a una Diplotienda de La Habana y esperar junto con los dependientes y una pila de clientes que concluya la telenovela “La Esclava Isaura”, que durante dos años acompaño la vida de los cubanos. Los turistas debían comprender que cuando se pasaba la telenovela el país se paralizaba y todos vivían en el mundo de Isaura.

Otra etapa relevante fue cuando se trasmitió “Vale Todo” otra telenovela brasileña. Corría el año 1993, ya se habían ido los rusos y aun Chávez no soltaba sus petrodólares. En esa época la crisis se llamaba “Periodo Especial”, como ahora se llama de “Crucial etapa de preparación previa”, etiquetas que se usan para no mencionar las graves carencias de alimentos y suministros básicos. Y como siempre el pueblo cubano estaba prendido de los televisores evadiéndose en masa hacia el mundo de Raquel.

Como recordaran, Vale Todo, estelarizada por Regina Duarte en su papel de Raquel viaja a Río de Janeiro en busca de su hija y allí se gana la vida vendiendo emparedados en la playa. Los sándwiches eran tan sabrosos y se vendían tan bien que llegó a instalar un restaurante al que bautizó “El Paladar” y luego de múltiples enredos llega a ser la exitosa dueña de una gran cadena de restaurantes.

Inspirados en la telenovela, los cubanos asimilaron rápidamente el espíritu sustancial de “El Paladar” y empezaron a elaborar y vender comida en sus casas. El Gobierno golpeado por la crisis que estalló tras la caída del comunismo, se hizo el sueco y luego autorizo a los cubanos que de forma privada instalen estas mini pensiones de comida limitándolas a dos mesas y hasta ocho sillas; iniciativa que prospero rápidamente y nadie dudó en llamarlas de “Paladares”, con el deseo y la esperanza de sus propietarios de lograr enriquecerse, como Regina Duarte en la telenovela.

Se instalaron muchísimos Paladares, y el gobierno con el objeto de impedir que cunda el virus de la iniciativa privada y el capitalismo, les impuso fuertes impuestos y los sometió a serias limitaciones, sobre qué productos utilizar y dónde abastecerse, pero no logro desalentarlos. En muchos lugares de La Habana hay Paladares que se arriesgan a funcionar en la clandestinidad y ofrecen platos que tienen prohibido servir (sólo pueden hacerlo los restaurantes del gobierno) y que como siempre son los preferidos por turistas y cubanos: langosta, camarones y tortuga del Caribe (caguama), y por supuesto daiquiri y mojito.

Seguía la charla con estos mis amigos y me preguntaba si por la paranoia comunista de Chávez y Evo, llegaríamos a vivir en Bolivia vidas prestadas como en Cuba y si tendríamos que prepararnos para las libretas de racionamiento, el control político de los CDR (Venezuela ya los tiene y Ecuador los anuncio ayer) y la inquisición del G2, y ellos me dicen; no te preocupes, pues el comunismo no tiene cabida en Bolivia, aquí la gente es en esencia libre y emprendedora, basta ver que donde hay un derrumbe que impide el trafico, en media hora ya se establecen puestos de comida, venta de bebidas, de coca, de repuestos, de ropa y se organiza una asociación de comerciantes y tres dirigentes discuten por el liderazgo para impedir “hasta las ultimas consecuencias” que la ABC despeje el camino.

Las ilusiones y esperanzas son importantes y necesarias; el odio, el racismo y el revanchismo puede enardecer a la gente y hacerla seguir a un líder, pero llega el momento de la verdad y al final la necesidad de comer tres veces al día, de tener paz, seguridad y prosperidad se imponen y eso ya lo sabemos, solo se logra en Democracia y con trabajo.
Es tiempo de que el pueblo de Bolivia se de cuenta del camino a que nos lleva Chávez y su pongo Evo; hacia un modelo fracasado, de miseria y totalitarismo como lamentablemente viven nuestros amigos cubanos y confiemos que como decía Abraham Lincoln: “Un político puede engañar a unos todo el tiempo, y puede engañar a todos por algún tiempo, pero lo que no podrá lograr es engañar a todos todo el tiempo”.
No nos dejemos engañar y vamos al 6 de Diciembre todos juntos a votar unitariamente por la propuesta de un país para todos y de una nación boliviana más justa, moderna y democrática.

Deja un comentario

LA FASE MILITAR DEL MASISMO

LA FASE MILITAR DEL MASISMO

Ovidio Roca
2009
La fracción blancoide y ultraizquierda del MAS, que es la que realmente conduce el proceso político en Bolivia, conoce muy bien la receta terrorista de tomar el poder, llevar al paredón, destruir al enemigo de clase (ahora de raza), y construir un estado totalitario. Lo confirma en forma prepotente el Linera cuando declara y sentencia, “No hemos venido a realizar gestión, hemos venido a hacer la revolución” y también, “hemos llegado para quedarnos toda la vida”.

Esta su vocación totalitaria les niega la posibilidad de gobernar en el marco democrático con el que llegaron al poder, no gracias a ellos sino a la identificación étnica de la población que voto por Evo el “indígena originario”. Ahora estos “revolucionarios” que se colgaron del indio a última hora, se ven obligados a guardar algunas formalidades democráticas, pero fiel a su ambición avanzan rápidamente en su proyecto de poder, destruyendo todo aquello que significa libertad y democracia y lo que les limite ejercer el poder absoluto. Para esto eliminaron el Tribunal Constitucional, el Consejo de la Judicatura, la Corte Suprema de Justicia, prostituyeron la Contraloría y la Corte Nacional Electoral, pues su proyecto de cambio, usando a los indígenas, se reduce a una cosa muy simple, poder total y exclusivo para la elite revolucionaria. Evo Morales dijo hace poco: “imagínense si tenemos el 70 por ciento de la Asamblea Legislativa con nosotros, todo lo que podemos hacer”. Imagínenselo realmente.

A este avance totalitario se viene oponiendo tenazmente la ciudadanía democrática y autonomista de los pueblos del oriente, del sur, clases medias urbanas de todo el país, agrupaciones cívicas, organizaciones políticas, las que con movilizaciones en las calles y en el parlamento vienen poniendo frenos a los deseos desesperados del MAS de implantar su hegemonía. A la par de esta resistencia y oposición de la ciudadanía democrática, la economía también empieza a complicar el proyecto masista. Al margen de su reconocida incompetencia y corrupción en el manejo de la economía, luego de tres años, los altos precios de las materias primas empiezan a bajar. La política “nacionalista” de expulsar las inversiones esta dando sus frutos y ahora la producción gasífera y de hidrocarburos declina. Se están eliminando los mercados para el gas, gracias a la inseguridad en su provisión. Petrobras anuncia que no están dispuestos a depender de los humores de los vecinos y manifiesta que solo cumplirá el contrato y desechara luego la provisión boliviana. Chile anuncia, ninguna molécula de gas desde Bolivia. Los mercados reales, gracias a la política pendenciera y antiempresa han desaparecido, las exportaciones a EEUU con el ATPDEA han dejado a miles de desocupados, lo mismo a la Unión Europea. Se han anunciado mercados potenciales en Cuba, Venezuela e Irán y obviamente no se les vende nada, porque las condiciones cambiarias y otras no lo permiten. Lo que si esta en auge es la cocaína y el flujo de dólares que ingresa por esta exportación que es superior al de la época de García Mesa.

Durante su tercer año y cumpliendo su estrategia, el MAS trata de mostrar un barniz democrático y se dota de una Constitución y mecanismos electorales para afianzarse en el poder, apariencia que desgraciadamente acepta la diplomacia internacional.

Aprobada la Constitución trucha, este año 2009 se inicio la contienda electoral, y como los masistas necesitan en forma urgente mantener contento o por lo menos tranquilo al pueblo, nada mejor que pan y circo. Usando las reservas monetarias se importara algo de combustibles y los alimentos esenciales, habrá nuevos bonos y miles de proclamas, discursos, manifestaciones, marchas, miles de horas de televisión y radio.

Pero el año 2010, pasadas las elecciones y si el MAS logra imponerse en las mismas, la situación económica y social se pondrá catastrófica. Ya no habrá reservas monetarias para importar alimentos, con la disminución de reservas no podrán sostener el tipo de cambio y vendrá la inflación, tampoco habrá gasolina por la disminución de la extracción de gas, tampoco habrá diesel ni gas licuado y colapsará el transporte y la agricultura. Lo que continuará y se incrementará será la incapacidad y corrupción en el manejo de las instituciones del Estado, el auge de la economía cocalera, el contrabando, el narcotráfico y aparejado una violencia extrema e internacionalizada. Y sin nada que echarle a la olla, empieza el drama pues es en estas circunstancias, cuando ya no se tiene nada que perder, que la gente reacciona y exige pan y libertad y lo que queda al gobierno es darles libreta de racionamiento, palo y represión.

La experiencia de las fracasadas revoluciones comunistas y ahora la de Cuba nos muestran que resulta más fácil gobernar sobre un país sometido, en ruinas, con gente empobrecida y con hambre pues “la libreta de racionamiento” y regalos que el gobierno reparte a sus seguidores es el mecanismo de chantaje que controla cualquier disidencia, esto ya lo conocemos con los bonos Juancito Pinto, Dignidad, Juana Azurduy, que seguramente no podrán pagar.

Pero siguiendo la historia de las revoluciones comunistas y ahora la masista. Es en esta fase de crisis económica y reacción del pueblo que se inicia el terror y la militarización. Durante los años anteriores el gobierno ya ha venido excluyendo a los militares institucionalistas, ha comprando a los sumisos con bonos de lealtad (venezolanos) incorporándolos al redil masista. A estas alturas el ejército y la policía son los órganos de represión que el partido de gobierno usa para golpear y amedrentar al pueblo empobrecido y engañado.

Contando con las fuerzas represivas y si logran un parlamento mayoritario en las elecciones de Diciembre, ya no necesitaran mas consultas y llega la hora de frenar la insurgencia popular aplicando la política de fuerza y el “terror jacobino”. Los movimientos masitas seguirán asaltando y avasallando las tierras del oriente buscando la toma de los recursos naturales, expropiando predios urbanos y usando para ello a la etnia aymara como base de apoyo popular. Bajo la consigna gubernamental “no importa si es legal o ilegal”, “le meto nomás”, ejércitos de fiscales y jueces del gobierno asechan y encarcelan a los opositores por el delito de pensar diferente.

A medida que se agudice la crisis económica, radicalizaran su accionar, multiplicaran el uso de las bandas de fiscales y jueces, de terroristas, de militares y policías encapuchados, como ya lo han venido haciendo, para castigar la disidencia y atemorizar a la población. Las cárceles y campos de concentración (en La Paz y el altiplano) se multiplicaran, la crisis alimentaria será disimulada con las tiendas del gobierno y avanzaran con las “libretas de racionamiento” mecanismo que controla y mantiene sumiso a los hambrientos.

Para evitar el totalitarismo masista que nos amenaza y para no caer en él, se hace urgente y necesario realizar todos los esfuerzos para evitar llegar a la fase crítica de la miseria económica y del terror desembozado. Para empezar tenemos al frente las elecciones de Diciembre y para éstas, la ciudadanía y las instituciones y partidos políticos deben organizarse sobre la base de un plan de gobierno democrático, de unidad nacional con autonomías departamentales y un modelo de economía social de mercado. Es urgente lograr para la democracia el mayor número de curules para evitar el control masista del parlamento. Se debe promover como candidatos de la democracia a los mejores ciudadanos y apoyar en forma unitaria a los que tengan las mejores posibilidades, votando por ellos (al margen de la sigla política que los promueva) y sobre todo evitando dispersar el voto.

En contraposición al proyecto totalitario y racista del MAS, lo que interesa a los bolivianos es vivir y trabajar en paz, con libertad, con prosperidad y para ello debemos clarificar y compartir el proyecto de país democrático que queremos construir para todos los bolivianos, en el marco de un pacto social para combatir la pobreza y la exclusión, reconociendo al ciudadano boliviano con sus derechos civiles y políticos en un país que asume como un valor positivo la diversidad cultural, evitando así la división y enfrentamiento que nos trae el MAS, entre regiones, entre razas, entre culturas, entre campo y ciudad, que es la vieja formula de dividir para reinar.

Deja un comentario

IDEOLOGÍA WIPHALA

IDEOLOGÍA WIPHALA
Ovidio Roca
Diciembre 2009
Como estaba previsto ayer el MAS gano ampliamente las elecciones y con la mayoría que tiene en el parlamento plurinacional iniciara rápidamente el cambio de la estructura jurídica, económica e institucional del país. Como siempre en Bolivia creemos que con el cambio de las leyes, un Decreto y un sahumerio se cambia la realidad económica y hasta física del país.
George Lakoff, catedrático de ciencia cognitiva en Berkeley, sostiene, apoyándose en estudios electorales, que la mayoría de la gente no vota por sus intereses, sino en función de su identidad. Los ciudadanos votan “según su identidad, sobre la base de quiénes son, de qué valores tienen y a quién y qué admiran”. Y son los estereotipos culturales y morales los que más directamente enmarcan el voto ya sea por afinidad o por rechazo. 
Así lo hemos visto en Bolivia y en este caso la intelligentzia del MAS ha tenido el acierto de posicionar a Evo como la imagen del protector de los indígenas y cholos. Los que antes tenían vergüenza de ser indios, Quispe, Mamani y que ahora por serlo tienen un privilegio constitucional, sienten que tienen el poder.
La mayoría de la población en Bolivia que se ha sentido excluida por una cultura occidental y “blanca”, (especialmente en el área andina donde los blancoides fueron más excluyentes) ahora piensa como dice el slogan del MAS “Evo soy yo”. Ese cholo, pastor de llamas, clarinetista, dirigente cocalero, es igual a mi. El esta en el poder y yo también. Se siente reivindicado, poderoso, vengado de las humillaciones y la exclusión. Ahora ya no soy el indio, pobre, sucio, ignorante. Ahora soy la autoridad, “mi autoridad”. Mi cara de indio, de cholo, ahora es la cara del poder.
Y cuando vota no lo hace por una propuesta electoral, vota según la consigna del líder y vota por si mismo por su propia reivindicación y por sus propios rechazos, sin pensar que la gestión gubernamental le favorecerá o no, si las promesas son ciertas, si verdaderamente serán incluidos o servirán de plataforma para encumbrar un nuevo grupo o camarilla dominante. Ellos saben que la política es el reparto de pegas y negocios y ahora quieren entrar también en estos nuevos negocios.
Vivimos en un país informal y con una economía informal, donde la mayoría de la gente lo que quiere es que el Estado no se meta, que no les afecte a su producción de coca, a su contrabando, a su comercio, a su derecho de asentarse donde le de la gana y sin que nadie le interfiera. Aprendieron que si el Estado quiere ponerlos al orden, lo que tienen que hacer el bloquear las carreteras, las calles, tomar las instituciones, defenestrar a las autoridades y eso vale también para el MAS.
Pero ahora se trata de gobernar y gobernar significa ejercer el poder, y el poder no se comparte. Nunca se ha visto en la historia que el poder se comparta, el poder lo ejerce siempre una pequeña elite y mientras más hegemónico y dictatorial es el gobierno más requiere la fuerza de una guardia pretoriana (la KGB en Rusia, el G2 en Cuba) y como van las cosas en Bolivia tendremos un G2 con apoyo cubano. En este contexto no es dable ese cuento de las 36 naciones, de las autonomías, de las marchas gremiales y sindicales. El poder esta en las autoridades del partido en La Paz, sede del nuevo orden y allí hay que someterse.
Hay también problemas externos: el primero es que no podemos obviar que vivimos en un mundo globalizado, interconectado, totalmente informado donde se ha llegado a un consenso sobre el respeto a los derechos humanos y la democracia; segundo, que el mundo avanza sobre la base de conocimiento, ciencia, tecnología, información y comunicación y en procura de una ciencia y tecnología que evite que destruyamos el planeta. La pregunta es como encajamos en este panorama, será que podemos encerrarnos con nuestro proyecto autocrático, de retorno al ayllu, con una economía dual: comunitaria y estatizada, enemiga del mercado y ambas a-técnicas. Y el mayor conflicto, el florecimiento exponencial del narcotráfico, que afectara fuertemente a la paz y seguridad interna por la violencia que acarrea y con un vecindario que no le gusta nada este negocio.
La agenda del próximo año, luego de la borrachera electoral de estos cuatro últimos años, se viene primero con la ficción: se aprobaran las cien leyes y se realizaran nuevas elecciones, para luego aterrizar en la cruda realidad de la economía. Los errores políticos y de gestión del gobierno han liquidado las expectativas de la economía gasífera. Por la incertidumbre perdimos los mercados brasileros y argentino, perdimos también la inversión extranjera y sobre todo perdimos la capacidad de gestión y eficiencia tecnológica para manejar la industria y las empresas de hidrocarburos. Y por el lamento boliviano no tendremos el único mercado que siempre nos convino, que es el mercado chileno. A estas alturas Chile no tiene interés en nuestro gas y por otro lado que haríamos sin nuestro lamento marítimo.
Los cuatro años de “vacas gordas” que nos regalo la coyuntura internacional ya concluyeron y pronto empezaremos con las carencias en el abastecimiento de diesel, gasolina y gas licuado y con el problema mayor de los precios subvencionados y la falta de recursos para mantener esta subvención. ¿Se animaran a aumentar los precios?. Esto afectara especialmente a la agricultura empresarial, y al principio no le darán pelota pues es de la oligarquía, pero se olvidan que de esta agricultura, especialmente la soya, sale el aceite, los alimentos balanceados para el cuarto de pollo, para los chicharrones y también para los huevos que andan escasos. También habrá problemas con los sindicalistas del transporte y con las aguerridas amas de casa, por el gas licuado y el precio de los alimentos.
La crisis económica no será notada inicialmente por efecto de la economía de la coca y sus derivados, cuyos enormes recursos en dólares mueven el contrabando hacia Bolivia y de allí hacia países vecinos. Estos dólares mueven la economía informal, los servicios, la construcción, pero no entra plata al Estado para pagar la planilla a los empleados de la burocracia. Quizá en algún momento rescataran las maquinitas de hacer billetes de la UDP.
En el ámbito internacional Brasil que quiere ser potencia cambiara a Lula, Chile a los socialistas y Chávez perderá fuerza, así es que el MAS tendrá cada vez menos aliados y mentores externos y mas conflictos con los vecinos y los no tan vecinos, por el impacto del narcotráfico que a todos afecta.
Como sabemos el MAS es una mescolanza variopinta, una wiphala ideológica, allí se reúnen visiones totalmente diferentes. Por un extremo los intereses de toda ese conglomerado corporativo de la economía informal que lo que menos quiere es un Estado que los controle o por el otro el grupo de la izquierda estaliniana que quiere un estado omnímodo y dueño de la industria y la producción del país. Por eso y para gobernar por quinientos años habrá que poner orden, y para manejar esta situación de conflicto, la elite comunista blancoide en el poder tendrá que hacer crecer rápidamente los instrumentos de coerción, su policía secreta y sus grupos de inteligencia. Controlaran aun más al ejército y la policía y buscaran hacerlos un eficaz instrumento del partido, habrá palo, garrote, ejecuciones, persecuciones, exilio. Pero como siempre el hambre no espera y como ocurrió en la URSS la economía los sepultara, lamentablemente a nosotros también.
Lo ideal y para el bien del país, seria que el de los cien mil libros lea algo sobre la caída del muro de Berlín, la emergencia de China y Viet Nam gracias a la economía de Mercado, revise las estadísticas de los países más exitosos de Sudamérica donde no están Venezuela, ni Nicaragua, ni Ecuador, nuestros actuales compinches y por ultimo que se case, tenga hijos y los mantenga, para que vea lo que es canela y así con experiencia practica señale a Evo la necesidad de gobernar para todos.

Deja un comentario

IDEOLOGIA SE HACE AL ANDAR

IDEOLOGIA SE HACE AL ANDAR

Ovidio Roca
2009
En las entrevistas y foros vemos frecuentemente a líderes de opinión nacionales y también cruceños, afirmando que los cambas carecen de ideología y de proyecto de país; lo que me parece una falta de sindéresis y más que todo un gran desconocimiento de la épica historia del oriente y las líneas de su pensamiento.

Si revisamos el diccionario de la legua española vemos que: Ideología es el “conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc”.

Todas las personas tenemos ideología y la historia de Santa Cruz muestra las azarosas circunstancias y eventos sobre los cuales el pueblo cruceño ha venido construyendo la suya, relacionada básicamente con la libertad, el sentimiento de autonomía y de rechazo al Estado y su centralidad. No nos olvidemos que durante los siglos XVI y XIX, los cruceños establecidos en el centro del continente, lejos de todas partes, y carentes de las riquezas valorizadas en esa época como el oro y la plata; vivían dificultosamente pero a su libre albedrío, con un Rey lejano que los había dispensado de casi todas las Leyes de Indias, impuestos y alcabalas. Durante la colonia los cruceños fueron Realistas, simplemente por ser eso, por realistas; pues es mucho mejor tener lejos un Rey que no reina que un criollo que pueda oprimirlos.

Santa Cruz es decir Mojos y Chiquitos se incorporan formalmente a la Republica de Bolivia en 1825, inducidos por el prestigio de Charcas y la influencia de algunos políticos que estudiaron en su prestigiosa Universidad, cuna de la cultura y el saber de esa época; y ahí se acaba la relación con el Estado central, salvo la designación de Prefectos andinos, y enviar exiliados a estas tierras a los políticos indeseables para el régimen de turno.

La nueva República siguió su curso centrada en las minas y la expoliación de los indígenas y como no necesitaba de Santa Cruz, ésta siguió aislada durante los siguientes 125 años.
La economía cruceña aunque pequeña y primaria, recibía los influjos externos y por ello los cruceños buscaban integrase al comercio y al mundo. En 1875 buscando caminos para la integración de su economía, Miguel Suárez Arana funda Puerto Suárez para salir al Atlántico.

Desde 1880, para exportar los minerales se construye el ferrocarril de Antofagasta a Oruro y de Mollendo a Puno, como consecuencia la producción cruceña de azúcar, cuero curtido y artículos de cuero, hilados y tejidos de algodón, charque y otros, que se transportaba en mulas para su venta en las áreas mineras deja de ser competitiva, por los fletes simbólicos que cobraba el ferrocarril para traer esos mismos productos y otros de Chile y Perú. Como consecuencia gran parte de la población de Santa Cruz de la Sierra que en esa época era de 12.000 habitantes pierde su fuente de ingresos y a partir de ese año nuestros abuelos se dirigen masivamente al Beni en busca de la quina y de la goma que tenían mercado en Europa, a su paso fundan pueblos, crean trabajos, establecen presencia en las fronteras y protegen el territorio nacional. Empresarios cruceños y benianos instalan oficinas en Londres para manejar sus negocios y traen ideas de la modernidad y cultura universal.
Alrededor de 1920 la economía de la goma declina y el Oriente vuelve a quedar aislado del flujo de la economía y el comercio.
Siguiendo con su afán integracionista, en 1904 los cruceños piden en un “memorado” al Congreso Nacional, se contemple una salida al Atlántico vía el río Paraguay y la construcción de un ferrocarril desde el río Paraguay a Santa Cruz y luego a Sucre o Cochabamba, sin embargo los gobernantes enfrascados en su negocio minero no entendían estas preocupaciones. El centro es La Paz, el resto monte y culebras.

Es recién a partir de 1954, como resultado del “Plan Inmediato de la Revolución Nacional”, que busca sustituir las importaciones de diez productos que constituían el 58% de las importaciones nacionales: azúcar, ganado, productos lácteos, grasas comestibles, aceites vegetales, arroz, harina de trigo y trigo, algodón en rama y maderas; que se produce la incorporación de Santa Cruz hacia el mercado andino y las políticas gubernamentales.
El éxito del Plan se dio porque contaba con lo que llamamos ahora, una cadena productiva completa: Existía el mercado en occidente y se construyo hacia Santa Cruz la infraestructura de transporte que faltaba, también se establecieron los estímulos para la producción: se construyen los ingenios azucareros y arroceros, un centro para la investigación agropecuaria, servicios de maquinaria agrícola, y estaba la tierra sobre la cual no había presión ni conflictos. Y sobre todo, la respuesta de la gente que se arriesga y se empeña en trabajar y producir buscando su bienestar y prosperidad.

Esta su historia y práctica social y económica fue moldeando la ideología de los cruceños, la que se construye conservando sus tradiciones típicas de hombre de los llanos: religiosidad, familia, alegría, amistad y atesorando los principios de libertad, iniciativa personal y propiedad privada.

El cruceño busca permanentemente alternativas productivas y con una actitud pragmática mantiene su mente abierta a la modernidad y la universalidad. En esta nación de la llanura se gana el prestigio y reconocimiento social como producto del éxito económico, profesional o artístico, al margen del origen étnico o social.

Se mantiene con razón una gran desconfianza frente al gobierno centralista, pues la práctica les enseña que todas las decisiones se toman siempre en “La Paz” y en función de los intereses del negocio minero. Es orgulloso de sus propias instituciones, las que fueron conformadas por los propios vecinos para suplir los servicios básicos de la comunidad, ante la ausencia del Estado.
El cruceño mantiene un profundo sentimiento autonomista y democrático que viene desde el mismo inicio de la historia de Mojos y Chiquitos, recordemos la elección de Diego de Mendoza como Gobernador cuando muere Ñuflo de Chávez.

Son este conjunto de ideas, sentimientos y tradiciones que imprimen carácter a la sociedad cruceña. Son éstas, el sistema de ideas y creencias que los vincula entre si, con la sociedad y con su mundo. Esta es la ideología común de los cruceños, benianos y pandinos, que permite a sus miembros, pese a ocasionales o parciales diferencias, reconocerse mutuamente como integrantes de la misma comunidad.

Pero a su vez, la cultura e ideología camba tiene como principal déficit y carencia su débil accionar político. El aislacionismo cultural generó en sus elites un pensamiento conservador y provinciano, una visión reducida a lo local. Como dice Karl J. Friedrich, las ideologías para que funcionen deben ser “sistemas de ideas conectados con la acción” que contienen “un programa y una estrategia de actuación” y cuyo objetivo es “cambiar o defender el orden político existente”. Ahí esta el principal problema; hizo y hace falta la incorporación mas decidida de la colectividad cruceña y oriental a las opciones políticas, a los Partidos Políticos, que son los instrumentos para la toma y el control del poder y del Gobierno del Estado.

La experiencia nos muestra que no hay democracia sin Partidos políticos, que ellos son el puente entre los ciudadanos y los gobernantes y el mecanismo mediante el cual la población participa en la selección de los gobernantes y en la construcción de las políticas de Estado y de gobierno. Una verdadera democracia necesita también de la coexistencia de diversos Partidos y agrupaciones políticas, que hacen posible la diversidad de pensamientos y líneas de acción.
Aunque actualmente vemos una aguda crisis en los Partidos, es un error tratar de sustituirlos en el proceso político por otras instituciones. Es necesario diferenciar y no mezclar los roles que tienen el Comité Cívico y la Prefectura, que de ninguna manera son el activismo político.
Lo que corresponde ahora, en este momento critico de la historia nacional, es llamar al orden a los partidos para que se remocen y organicen, y a los mejores ciudadanos que munidos de la ideología oriental de autonomía y libertad participen activamente en los asuntos de la nación, pues lo peor es dejar en manos de cualquiera o de nadie, el destino de nuestra familia, nuestra ciudad y nuestra Republica.

Deja un comentario