COMPROMISOS Y ESTRATEGIAS DEL DESARROLLO CRUCEÑO III

LA SOLUCION AUTONOMICA
COMPROMISOS Y ESTRATEGIAS DEL DESARROLLO CRUCEÑO III

Ovidio Roca

Los bolivianos nos enfrentamos a una disyuntiva: damos un salto al pasado, al autoritarismo, al comunitarismo, al estatismo, al centralismo político y económico, o avanzamos hacia adelante, al futuro con democracia, libertades civiles, autonomía y libre economía.

Como proyecto de cambio, los masistas ofrecen un socialismo entrampado en el paradigma extractivista, cuando ya vivimos una nueva etapa de la historia de la humanidad, un nuevo paradigma económico que ha demostrado que la prosperidad y la riqueza ya no dependen de los recursos naturales existentes: gas, minerales, madera (al contrario ahora se habla de la maldición de los recursos naturales), sino de la capacidad humana de crear, de la inteligencia, la ciencia, innovación, la tecnología, el conocimiento e información. Y peor aun nos ofrecen un socialismo comunitario teñido de odio y racismo.

Practican en lo internacional una política de encuevamiento y de odio hacia las sociedades modernas, sin entender que vivimos ya en un nuevo mundo, el de la información y comunicación instantánea y en el cual difícilmente podemos escapar a la globalización. Donde no podemos aislarnos de las corrientes de la historia y como señala Kenichi Ohmae, ésta se orienta a la emergencia de las Regiones Estado, de lo local y lo global, la descentralización, las autonomías regionales.

Hoy en el mundo de la globalización, ya no es el Estado- Nación sino la Región-Estado, el motor de la economía, tanto en lo económico como lo social. Y no se trata, vale aclarar, de la disolución del Gobierno Nacional sino de realizar cambios radicales que le permitan a éste asumir nuevos roles para una nueva realidad. Dejar de lado la mentalidad del viejo Estado Nación, burocrático y centralista y pasar a orientar su accionar al ámbito internacional para buscar soluciones a los problemas globales- locales: cambio climático, estabilización de la población mundial, aplicación de tecnologías ambientalmente sanas, educación para el desarrollo, generación de riqueza y su mejor distribución; y a nivel nacional sistemas de regulación que cuiden la sostenibilidad de las actividades económicas, cumplimiento de la responsabilidad empresarial y el cuidado ambiental.

Si efectivamente queremos entrar en la modernidad y el desarrollo, todos necesitamos urgentemente cambiar de visión, definir y aplicar nuevas políticas públicas, especialmente aquellas relacionadas con el conocimiento, la educación, la innovación y la vinculación con el actual rumbo democrático de la humanidad. Y es desde las regiones, desde los Departamentos autónomos, los que basados en su propia realidad local, que debe enrumbarse el destino de sus ciudadanos, con líderes que propongan estrategias y metas concretas de desarrollo sostenible, de manera de establecer una plataforma Departamental de trabajo donde la gente tenga libertad y las condiciones para luchar y trabajar sin trabas por su bienestar y prosperidad.

De lo que se trata es de crear un Departamento Autonómico que en sus ámbitos público y sector productivo privado, sea más eficiente y que ambos trabajen coordinadamente, mirando a los mercados vecinos y globales, buscando colocar la producción local y atraer nuevos socios e inversionistas a la región. Un Gobierno Departamental, que cuente con políticas públicas integrales y participativas y sobre todo con capacidad de gestión, apoyado en servidores idóneos, profesionales, eficientes, bien remunerados, que periódicamente rinden cuenta de las metas que se le establecen y que manejen el idioma internacional de los negocios el internet, el inglés y el portugués.

Un Estado Autonómico volcado a dar soluciones concretas a sus ciudadanos que están por demás hastiados del discurso politiquero y confrontacional. Ciudadanos que demandan soluciones a problemas concretos y cotidianos: falta de trabajo, inseguridad personal, deficiencias del transporte y locomoción. Amas de casa que quieren mercados ordenados, limpios y abastecidos, servicios básicos de agua, alcantarillado, deposición de basuras, energía, en fin, pueblo que quiere acceso a la educación moderna, a la salud, la recuperación de sus derechos perdidos y fundamentalmente el respeto a su persona, su libertad y sus bienes.

Para construir esto se necesita los lideres del Siglo XXI, que deben ofrecer a sus ciudadanos una alternativa para reencontrase con la esperanza. La mera denuncia y la actitud reactiva y retórica a las acciones del Estado centralista deben dejar de ser el eje articulador del discurso y más bien deben reafirmar y cultivar una propuesta departamental y global, basada en una identidad local que reconociendo las diferencias étnicas y de clase, las integran creativamente en la construcción de un futuro común y compartido.

Los líderes de la Región-Estado, el Gobernador del Departamento Autónomo y los Alcaldes de los Municipios deben proponer a sus ciudadanos, políticas publicas claras, una visión convincente de desarrollo sostenible y metas concretas y medibles, y luego dedicarse integralmente a la gestión para cumplir el objetivo global del Gobierno Departamental, cual es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, aprovechando sus propias potencialidades y atrayendo los talentos y recursos de la economía mundial.

Los líderes Departamentales deben usar el marketing para “vender” su Departamento, su Ciudad, defender las cualidades distintivas de su región y las bondades que ofrece para una posible inversión en ella. Una Región-Estado no sólo es un buen lugar para hacer negocios, sino también debe ser un lugar atractivo para que inversionistas y técnicos vengan no solo trabajar sino a vivir y criar sus hijos.

Actualmente en el mundo hay en abundancia capital y tecnología y necesitamos atraerlos a la región, al Departamento para generar empleo y riqueza. El tema ahora no es solo el saber hacer, tener la experiencia (Know how), sino saber quién sabe o quien tiene la información sobre este tema (Know who), traerla y utilizarla. Muchas veces es más conveniente y económico resolver los problemas locales utilizando los recursos mundiales y ahora podemos hacerlo rápidamente por la facilidad de la comunicación.

Buscamos atraer inversionistas que no solo traen recursos, sino también tecnología, conocimientos de gestión moderna, experticia de mercados. Inversiones y tecnología que crea nuevos empleos, y que fruto de su actividad productiva genera mas impuestos para el Departamento. Estos inversionistas tienen muchas alternativas, no tienen la obligación de venir a Bolivia o Santa Cruz y solo lo harán si les ofrecemos condiciones adecuadas y seguridad para su inversión.

Para ser atractivo y exitoso, el Estado Autonómico debe contar con seguridad jurídica y seguridad física; normas que no pongan trabas al mercado, normas uniformes, adecuadas a los avances científicos y tecnológicos; una moderna y eficiente estructura de transporte, comunicaciones, aeropuerto internacional, puerto de salida y entrada a puertos marítimos (Puerto Bush), institutos politécnicos, universidades modernas, servicios profesionales esenciales, redes bancarias, red satelital, internet.

Por ahora los bolivianos enfrentamos un gobierno totalitario con una propuesta de cambio fracasada y volcada al pasado, sin embargo una parte del pueblo esta todavía ilusionado y necesita el tiempo necesario para descubrir, sintiendo en carne propia, que las promesas de soluciones revolucionarias y mágicas que le ofrecen no son tales. Esto será pronto, cuando sientan que aumenta el desempleo, disminuye la comida, aumenta la delincuencia y el narcotráfico, diminuye la salubridad, su propiedad es avasallada y entonces descubre que los masitas con su promesa de cambio lo han estado manipulando, engañando, y embaucando. Necesitamos paciencia, pero también dedicación y propuesta y si queremos avanzar en democracia y economía necesitamos de proyectos políticos locales y nacionales que preparen la transición a la democracia luego del fiasco del comunitarismo racista.

Las próximas elecciones de gobiernos locales, son un reto para que nuestros representantes promuevan y difundan el proyecto autonómico y luego desde esas instancias de gobierno demuestren con el ejemplo y la gestión cotidiana que esta forma descentralizada y democrática de organizarse es más efectiva y que brinda mejores condiciones de vida a los ciudadanos, pues de eso se trata. La propuesta cruceña en las elecciones para gobernador y alcaldes debe reflejar el espíritu y cultura autonomista del Camba: la libertad, el trabajo, la prosperidad para todos los que quieren esta tierra y viven y progresan en ella, donde son cambas todos los que aportan al progreso, los que profesan una visión de confianza en su esfuerzo, en su trabajo, vinculados al progreso, abiertos al mundo y al futuro.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: