Archivos para 13 septiembre 2011

MOJEÑOS INTERÉTNICOS

MOJEÑOS INTERÉTNICOS
Ovidio Roca – 16.5.2011″

San Lorenzo de Mojos
mayo del 2001

Ovidio Roca

Santa Cruz de la Sierra

Copereopo pariente

Le cuento que antes los mojeños, que hablábamos la idioma, éramos los de San Lorenzo y San Ignacio pero con eso de los matrimonios interétnicos y los MojeñosYuracares ya estamos siendo reconocidos como fundadores de naciones, por eso queremos nombrar nuestros representantes ante las Gobernaciones de Santa Cruz, Beni y Pando incorporando a los Mojeños Japoneses con Patricia Nagashiro, Mojeños Alemanes Elga Bause, Mojeños Británicos a Jessica Jordan y tenemos una lista larga de otros mojeños: españoles, turcos y muchos mas.

Vengase pal pueblo pa que lo organicemos.

Saludos a la comadre.

Santos Noco Choco, Mojeño Chopeyaqui

Deja un comentario

MITOS Y UTOPIAS

MITOS Y UTOPIAS

– Ovidio Roca – 4.10.2010

Las personas pueblan su imaginación con fantasmas, dioses, fabulas, mitos. La gente imagina y cree, y es esa creencia, creencia sólida  como la roca, la que hace que las cosas ocurran. No se trata “de lo que es” en realidad, se trata “de lo que la gente cree que es” y eso para ellos, es lo único importante. Ergo, la naturaleza humana nos induce a luchar por utopías antes que por la cruda realidad, nadie se hace matar por el PIB o el modelo de desarrollo cruceño, pero sí, por sus dioses, su patria, su caudillo.

En Bolivia, cuando han transcurridos 200 años dela Republica, ingresamos a una nueva era, la del “proceso de cambio” impulsado por el llamado poder indígena originario, que pretende desandar lo andado e imponer nuevas reglas de comportamiento político, económico, de convivencia. Y el problema es que en lugar de hacerlo en procura de un proyecto de vida en común y compartida, nos están llevando hacia un sistema totalitario, de imposición y dominación tribal. Y en lugar de construir leyes y una judicatura imparcial y apegada a las normas de convivencia, estamos construyendo un mecanismo punitivo para castigar aquellos que discrepan con su proyecto de poder; con el caudillo y principalmente con el grupo palaciego, quienes realmente ejercen el poder. Lo  que es peor, es un proyecto que usa  perversamente para sus fines y con impudicia, los prejuicios raciales y la revancha histórica.

Los problemas de producción y empleo, los problemas de gestión no son importantes, para los viejos bolcheviques que manejan el rumbo del país y que para salir del paso aplican las obsoletas recetas del Gosplan. El Estado administra todo, es el dueño de todo y de todos. En verdad los líderes totalitarios e intelectuales Jacobinos, nunca han pretendido ni les ha interesado solucionar la dinámica del conflicto social o económico; es el poder, la lucha por el poder lo único importante para satisfacer sus ansias, su ego.

Y que es el poder?. Nos lo dice Nietzsche en El Anticristo:

¿Que es bueno? Todo lo que acrecienta en el hombre el sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo. ¿Qué es felicidad? La conciencia de que se acrecienta el poder, que queda superada una resistencia. No satisfacción sino aumento de poder, no paz sino guerra, no virtud sino aptitud. Los débiles y malogrados deben perecer, tal es el axioma capital de nuestro amor al hombre, y hasta se les debe ayudar a perecer.

En este experimento masista se cobijan diversos proyectos económicos, ideológicos e indigenistas, que confluyen como siempre en procura de lograr el control, el poder y así satisfacer sus intereses y apetitos. Y para mantenerlo, para disfrutarlo; al menos el grupo Jacobino, necesita del mito, así los viejos bolcheviques usaran mientras puedan hacerlo, a Evo Morales, el icono de la reivindicación indígena.

No se ve de parte de estos grupos un proyecto de construcción de una sociedad para todos, una sociedad de bienestar y prosperidad, de un Estado democrático y plural sino un afán de  dominación pura y simple. Han diseñado su proyecto usando lo mas siniestro, el racismo, la revancha histórica contra los colonizadores de hace quinientos años, el castigo a los q`aras, y la oferta de tomar y repartir como botín sus tierras y bienes.  Mediante una Constitución amañada nos ha dividido en naciones, etnias y tribus, dejando sin derechos a los bolivianos, ahora llamados interculturales. Se ha impuesto la creencia y así lo entienden algunos, que cada cual como originario, puede hace lo que le venga en gana, desde dejar sin energía al país entero o linchar a cualquier sospechoso.

Manejan estratégicamente el concepto del enemigo, buscando unir así al pueblo en su favor y en contra de aquellos que nos quieren invadir, destruir. El enemigo externo, los Estados Unidos, los  gringos y el interno los q`aras y especialmente los oligarcas del oriente y sur del país. Lo irónico es que los ideólogos de esta patraña son q´ aras bolcheviques, usando como pongos y punta de lanza a la nacionalidad aymara.

Pero el problema mas grave es, que congruente con el populismo del gobierno, esta la  propensión de la gente de creer en las promesas y de esta manera estan logrando que gran parte de los indígenas, los excluidos, los pobres, los cocaleros, los contrabandistas, los que quieren hacerse ricos ahora, es decir la gran mayoría de la población,  piense que con el MAS van a conseguir, todos y cada uno de ellos, sus aspiraciones, sueños y apetencias.

La historia nos enseña que proyectos excluyentes, racistas y estatistas, como los del MAS, conducen a la destrucción del país, al enfrentamiento racial, a la violencia, a la miseria económica, en nuestro caso salvo para los narcotraficantes. Sabemos también que finalmente la economía los derrotara, por seguir un modelo económico que se ha mostrado inviable. Pero este proceso de desgaste puede durar bastante y mientras tanto generar miseria, represión en la población y extenderse por demasiado tiempo como en Cuba, hermoso país donde luego de mas de cincuenta años de comunismo, vale decir miseria y esclavitud, están reconociendo que las empresas estatales son ineficientes y deficitarias, que el intento de reemplazar el mercado y la propiedad privada fracaso y ante esa realidad despiden de sus pegas a la gente, y para que no se mueran de hambre les están permitiendo, con limitaciones, usar su iniciativa personal, su capacidad de trabajo, en fin hacerse capitalistas y liberales. (*)

Conocemos que es difícil convencer a la gente con realidades, “basta de realidades, queremos promesas” fue una consigna popular en el siglo pasado. Por esto necesitamos además de economía, de progreso, de seguridad, de educación, salud y bienestar; esperanzas y sueños y utopías, pero utopías posibles. Necesitamos de forma urgente construir una propuesta, una utopia posible, un  nuevo mito para el Santa Cruz y Bolivia del siglo XXI, un mito que nos conmueva a todos, un proyecto para el bienestar ciudadano y en libertad y democracia.

Debemos imaginar y construir entre todos, y aquí hacen falta los partidos políticos tan denigrados, esta Utopia posible en la que la gente crea y por la que este dispuesta a luchar.

La utopia de un régimen autonómico, usando los principios de subsidiaridad, autogobierno y desarrollo local; preservado y respetando las pautas culturales de cada uno en su propia región y posibilitando que la rica la diversidad nacional pueda generar sinergia con su rica diversidad y su culturalidad.

Una utopia democrática pues solo en una verdadera democracia se logra el respeto a la identidad de los pueblos y las personas, donde las diferencias son valoradas y aceptadas y donde la igualdad es la formalidad necesaria para que la heterogeneidad emerja.

Un país donde todos somos personas libres y nuestros derechos ciudadanos, económicos y políticos son garantizados, de la misma manera que nosotros respetamos los derechos de los demás.

En fin una utopia de país educado, multicultural, innovador, productivo y de trabajo, donde todos estemos incluidos, pues solo se supera la pobreza creando riqueza, siempre respetando nuestro entorno ambiental y social.

Nota:

(*) “Nuestro Estado no puede, ni debe, continuar manteniendo empresas, entidades productivas y de servicios, presupuestadas con plantillas infladas y pérdidas que lastran la economía”. En los próximos cinco años serán eliminados 500 mil empleos en el sector público y los trabajadores despedidos deberán encontrar empleo en cooperativas o en actividades por cuenta propia, anunciala Centralde Trabajadores de Cuba.

El problema es que estos cuentapropistas deben buscárselas sin tener mercado de insumos, sin posibilidades de importar ni exportar, sin acceso al crédito, sin capital, sin tecnología.

Deja un comentario

MEDICINA TRADICIONAL EN EL ORIENTE BOLIVIANO

MEDICINA TRADICIONAL EN EL ORIENTE BOLIVIANO
– Ovidio Roca – 25.3.2011

Hace unos días leí que el Vice de Murundanga, determinaba que en los programas de salud, paralelamente a la medicina occidental y capitalista, se apliquen las prácticas originarias, por entendido andinas.

Para no quedar fuera del juego en este país de justicia plural, medicina plural, sexo plural y conseguir algunas pegas para los cambas herbolarios, traigo a la memoria algunas recetas de la medicina y cultura amazónica esperando que mis amigos bonosolistas recordando sus experiencias y exprimiendo sus recuerdos, las puedan complementar, pues de seguro necesitaremos aplicarla cuando nuestros “maestritos” de la economía, la sociología, la educación, la política internacional, con sus absurdas recetas y peor gestión, concluyan de destruir la nación boliviana y el país y consigamos quitarle la posta a Haití.

Es seguro que de seguir con este nefasto experimento de marxismo indígena, retornaremos quinientos años atrás y habremos conseguido el objetivo ultimo del cambio originario: tendremos al Inca y sus narcoamautas y algunos q´arasiquis, q´arapanzas y q’ananchiris, formando parte del entorno palaciego y muy por debajo la masa de pongos q´arachaquis, a quienes aplicándoles la técnica motivacional originaria, del “garrote y coca”, se los hace trabajar duro para el confort y disfrute del amadísimo líder y sus huestes.

Volviendo a la medicina tradicional, mi experiencia en las practicas curativas viene de algunas vivencias; primero en la Estancia San Lorenzo de la barranca, cerca de Montero Hoyos (Santa Cruz), donde pase mi infancia y aprendí de las cambas viejas y sabidas, las recetas curativas; luego algunos años en Mojos haciendo mi maestría con los Taitas y Mamas del Cabildo de San Lorenzo de Mojos (Beni), quienes me enseñaron algunas otras, las que reseño para ustedes.

Nota: Estas recetas fueron certificadas en su tiempo por Santos Noco y Malaco Méndez Roca

Inflamación de los ojos: Usar como colirio, el rocío de la madrugada condensado en la flor de Santa Lucia.

Reumatismo: Picadura de hormiga de Palosanto, aumentando la dosis diaria de una a diez hormigas.

Ciática y dolor de huesos: Fricciones con resina de Isiga mezclada con aceite de caimán.

Picada de víbora: Tomar durante una semana por la mañana, hiel de Jochi.

Arrugas en la cara: Friccionarse diariamente con manteca de peta.

Nauseas del embarazo: Tomar disuelto en agua, polvo de Molleja de Piyo

Para Mejorar la vista: Tomar polvo de víbora disuelto en mate de pajacedrón.

Tuberculosis: Una cucharada cada mañana de aceite de hígado de raya

Fijar huesos quebrados: Colocar sobre un trapo que envuelva la lesión, un emplasto de cáscara de curupaú, el que en poco tiempo se seca y endurece fijando el hueso.

Bichos (gusanos intestinales): Masticar y tragar semillas de papaya.

Infecciones y heridas de la piel: Colocar aceite de copaibo.

Fiebres: corteza de quinaquina, ya sea mascando un pedacito o tomado en infusión.

Impotencia: Raspadura de cacho de leque.

Fortificante capilar: Aceite de cusi, evita la caída del pelo y las canas prematuras.

Dolor e inflamación por picadas de petos: Colocar sobre la picada resina de papaya.

Repelente de mosquitos y marigüis: Colocarse aceite de semilla de urucú.

Mocheó (sudoración): Baños con hervido de hojas de tocotoco.

Pitaí: Baños con cocido de hojas de balsamina.

Desodorante: Machacar hojas de cuchi y pasarlas por las axilas o por donde se desee.

Impétigo: Baños con cocido de nido de chopochoro.

Disentería: Tomar infusión de hojas de guayaba y cáscara de tarumá.

Diarrea: Mate de cáscaras de chichapí y palo santo.

Resfrío: Tomar cada mañana una cucharada de aceite de caimán con miel de abeja suro.

Resfrío crónico: Tomar unas gotas de aceite de copaibo en miel de abeja señorita.

Enanismo: En la noche de San Juan hacer un manojo de malva y con este machucarles las nalgas a los muchachos para que crezcan. Repetir todos los años hasta que cumplan los 18, después es tarde.

,

2 comentarios

MUNDO REAL Y VIRTUAL

MUNDO REAL Y VIRTUAL

Descubriendo el mundo con los bisnietos

Ovidio Roca Mayo 2011

Frecuentemente vamos al campo con amigos y su prole. En uno de esos periplos rurales, los niños (de cultura urbana) se acercaron a la cocinera que estaba pelando una gallina criolla para el locro y una de las niñas descubre aterrorizada que el pollo que su abuelo compra empaquetado en el “Super” es igual a esa gallina desplumada. Es el trauma el descubrir que eso que come casi todos los días, no es un producto fabricado, sino que corre y cacarea por el campo. La pobre niña que gozaba del pollo ahora enfrenta un dilema cuando se sienta a la mesa. Es el trauma de la realidad, es el descubrimiento que hay un mundo de lo aparente y otro de lo real y el reto de que hay que asumirlos ambos.

En estas aventuras ecológicas y peripatéticas los mayorcitos no participan; ellos están conectados a sus auriculares, jugando con sus celulares y sus videojuegos. Cuando los invito a caminar por el monte o navegar por el lago me miran con lastima como diciendo que ellos lo conocen y lo disfrutan mejor en la tele o el Internet. Viven conectados al audio, joystick, mouse, teclado, botones, que les permite vivir en un mundo virtual, percibir vibraciones, movimientos, sensaciones de velocidad o aceleración sumergirse en esa simulación sin consciencia y alejarse por un periodo de tiempo de la verdadera realidad, del desagradable y prosaico mundo exterior, de lo que pasa afuera, de lo que literal y materialmente es tangible y existe. Ellos están en un mundo nuevo, en un mundo virtual, en una segunda vida y cada uno con su Avatar.

Hay que coincidir que es bueno y necesario disfrutar de la tecnología; el Internet tiene todo lo bueno y lo malo que ha producido la humanidad y lo tenemos al instante; pero como en todo hay que saber elegir y eso implica formación y valores. El peligro es el escapismo a ese mundo virtual y depender o trasladar allí toda nuestra vida y negarnos a la dura y estimulante vida real.

Este mundo real donde nos ha tocado vivir, que hemos construido con tiempo y esfuerzo y en el que tenemos que aguantarnos o trabajar duro para mejorarlo. Al contrario en un mundo virtual si no se “cumplen las expectativas” puedes con un “click” ir inmediatamente a otro y otros, a empezar de nuevo.

Andreina tiene tres años y medio, aunque ya entra sola a Internet para jugar en el mundo virtual de Discovery Kids y escuchar su música, también disfruta del descubrimiento del mundo de la realidad y me acompaña y enseña a ese maravillarnos todos los días de la naturaleza y del mundo.

Por la edad yo me levanto temprano y la única que me acompaña a navegar en el kayak por el lago es Andreina, con chaleco y todo. En el muelle primero damos de comer a los pececitos y luego vamos navegando y conociendo que los patitos zambullidores muestran el cuerpo cuando nadan mientras los cuervo – víbora, solo su largo cuello; cuello que es más largo que el de los cuervos cambas que salen súbitamente del agua y vuelan en bandada frente a nosotros. Las gallaretas, chocas y las cunumis, más negras, son bulliciosas y gritonas, pero no tanto como los loros. Avanzamos por el lago mientras las garzas blancas vuelan silenciosas siempre delante de nosotros y se asientan de rato en rato para posarse sobre una rama y esperar que le saquemos fotos. Otras veces se ponen en al orilla para mirar y solazarse en su reflejo; son orgullosas unas de su blancura y otras de su cuello azul y penacho iridiscente.

Ella es experta en recoger totaí seco bajo la palmera y machucarlo para comer la calucha. Algunas veces sale uno premiado con un gordo gusano blanco y corre a invitarlo con poca aceptación. Ella y yo no tenemos remilgos y saboreamos ese sabor a leche de coco, cuidando de no comer la cabeza.

Entramos en bollo con los muchachos al monte del Refugio Ocorotú, para buscar mazorcas de chocolate antes que se las coman los manechis, cosechamos una bolsa llena dejando en los árboles la mitad para los monos, ardillas y tejones, que nos miraban molestos. La tarea es descubrir que el chocolate sale de una planta y no se fabrica. Partieron las mazorcas, chuparon algunas semillas, pero luego colocamos todas ellas en una vasija para que se fermenten por tres días, luego fue secarlas al sol, tostarlas en el horno y molerlas para tener el sabroso chocolate en la taza.

Alojamos a un grupo de muchachas, al día siguiente nos comentaron su descubrimiento del cielo nocturno. Me recordaron a los antiguos griegos, al contarme que en el cielo absolutamente oscuro (aun no había salido la luna y no hay luces en los alrededores) vieron miles de estrellas brillantes y descubrieron que algunas permanecían fijas mientras otras se movían; que habían visto la cruz del sur, escorpio, las tres marías o el cinturón de Orión. Mas tarde que la luna llena brillaba tanto que proyectaban su sombra mientras caminaban persiguiendo a los curucusís. Cuando estas niñas hijas de un amigo de la llajta llagaron a la propiedad, pensé que sin fiestas ni tele, se irían al día siguiente pero no fue así, el descubrimiento del cielo nocturno y la naturaleza las deslumbró.

La idea es que los niños conozcan el mundo de la tecnología y en el que vivimos realmente; que disfruten de la naturaleza como la heredamos, para que luego les cuenten a sus hijos que en tiempos de sus abuelos existían árboles, flores, frutas, aves y animales reales que nacían, crecían y morían y que en su corta vida eran más hermosos que los de sus hologramas virtuales y que por irresponsabilidad de sus padres todos ellos desaparecieron.

Deja un comentario

MALAS RECETAS, PEORES COCINEROS

MALAS RECETAS, PEORES COCINEROS

Ovidio Roca 2009

Por sus frutos los conoceréis, afirma el Evangelio y parece que no entendemos el mensaje, pues vemos como obcecada y reiteradamente el pueblo insiste en creer en las promesas  mas que en la propia  realidad. Si quisiéramos conocer los resultados, lo que nos depara la receta socialista que están empezando a aplicar en Bolivia, seria fácil ver sus productos y los frutos podridos que se dieron donde antes fue impuesta. Bastaría revisar lo que ocurrió enla Unión Soviética,  Cuba y también verificar que donde se aplico la receta democrático liberal: Europa, Estados Unidos, Chile, Brasil, la economía mejora y la pobreza disminuye paulatinamente.

Nuestros social – indigenistas, engolosinados por los ingresos monetarios obtenidos gracias a una coyuntura internacional que catapulto el precio de materias primas, hidrocarburos y minerales (los que estaban en plena producción y comercialización gracias a decisiones políticas y económicas de gobiernos anteriores), creen que nadan en plata y que esta les durara eternamente. Viven en un espejismo pues se puede constatar que la producción nacional ha caído estos últimos anos con excepción de la coca.

Como ideológicamente repudian las leyes del mercado y la libertad económica, siguiendo su receta han decidido eliminar la inversión nacional y externa y liquidar el sistema de precios, vale decir las señales que orientan la economía, con el fácil mecanismo de impedir las exportaciones. Lo que ya consiguieron el ano pasado y nuevamente ahora, será desincentivar la inversión, la producción y en consecuencia lograr el pronto desabastecimiento. Ya Chávez su patrón y mentor,  hizo lo mismo en Venezuela y ahora no hay energía eléctrica, tampoco leche, azúcar, café y harina pan, y todo debe ser importado. Ellos pueden hacerlo gracias a su extraordinaria producción petrolera que sus odiados imperialistas gringos le compran y por supuesto como contrapartida le venden de todo. Últimamente, como el gobierno socialista venezolano es insaciable y necesita plata para sus “misiones” se la expropio a sus ciudadanos devaluando en cien por ciento la moneda nacional, de esto no nos vamos a librar tampoco en Bolivia.

Aunque la experiencia histórica mundial  y la cercana de Cuba y Venezuela, nos muestra que es imposible desarrollar un sistema económico y social más justo y más humano (alternativo al de la democracia capitalista), mediante la acción de un Estado todopoderoso, que se hace cargo de la producción y las empresas; nuestros socialistas no lo aceptan. Si miraran  a China en lugar de Cuba,  descubrirían que cuando este primer país finalmente aplico una economía de mercado y atrajo inversión y empresas extranjeras, logro su actual éxito y crecimiento económico, mientras el otro lamentablemente sigue avanzando raudamente hacia la miseria.

La explicación es que mientras el capitalismo es un producto sociocultural evolutivo, el socialismo es un diseño ideológico rígido y producto de la particular visión de una persona o grupo. El desarrollo capitalista forma parte integral de la cultura universal y no es producto de una coyuntura histórica, lo cual significa que este sistema es un proceso adaptativo a situaciones cambiantes y a diferencia del socialismo, está estrechamente vinculado con la evolución de la sociedad y con la forma de actuar de los hombres ante los problemas económicos de cada etapa de su existencia.

La ganancia, es  sin duda el producto del natural afán de lucro de los seres humanos y es el motor de toda la maquinaria capitalista.  Es el resultado de una lucha altamente competitiva y muchas veces despiadada. Esta característica obliga a los empresarios (en general) a ser, además de astutos, sumamente eficientes para no sucumbir ante la competencia.

Cuando el Estado se apropia, “nacionaliza” los medios de producción, se elimina la ganancia y  se burocratiza la gestión, y ante la ausencia de competencia se ignoran los costes y la productividad, por lo cual se reducen los niveles de eficiencia y a su vez  se elimina el entusiasmo por la función gerencial y la innovación. Como resultado se reduce el crecimiento económico, con lo cual aumentan el desempleo y la pobreza. Esto está suficientemente demostrado en los países que asumieron la estatización como forma de resolver los problemas sociales. La decisión de estatizar la actividad productiva y comercial, asumida en Venezuela y ahora en Bolivia están produciendo los mismos resultados catastróficos que se dieron enla Unión Soviéticay demás países socialistas marxistas del mundo.

Es la rentabilidad, la capacidad de producir ganancia, el motor del sistema capitalista; porque además de incentivar al productor permite la acumulación y la reproducción constante del capital, que por efectos de la competencia se obliga a la permanente innovación tecnológica y la renovación de los equipos y sistemas productivos para aumentar la productividad.

El mecanismo capitalista de la ganancia reinvertida como respuesta a la necesidad creciente de la producción es de una simplicidad y eficacia extraordinarias, por lo que el capitalismo sólo podrá ser sustituido por un sistema de producción capaz de lograr mejores resultados a más bajo costo y con seguridad no lo será por un capitalismo de Estado manejado por burócratas y fanáticos.

Los social-indigenistas con su postulado de retorno a la economía de subsistencia y reciprocidad pretenden eliminar el lucro, aunque esto no se lo creen los cocaleros y menos los contrabandistas que apoyan al MAS.  Ahora también nos presentan como la alternativa socialista a la propiedad privada de los medios de producción, la llamada propiedad “social” o “comunitaria”; aunque tal cosa no existe. Lo que verdaderamente resulta, cuando se expropian o como eufemísticamente dicen se “nacionalizan” las industrias, la tierra, las propiedades agroindustriales y agrícolas y las demás empresas privadas, es la propiedad “estatal” que es algo muy distinto a la idea de una propiedad social o comunitaria.

Pero el Estado socialista marxista no se detiene allí, arremete también contra la forma democrática de gobierno, eliminando la división de poderes y la alternancia periódica de los gobernantes. Por su propia dinámica el Estado socialista es centralista y “totalitario” y se ve impelido a actuar contra los opositores a quienes considera enemigos de la revolución y del pueblo, eliminando el pluralismo político y erigiendo un partido único que monopoliza la representación popular. Por eso se ve enfrentado a los sectores mas informados de la sociedad: empresarios, intelectuales, estudiantes, artistas, profesionales, religiosos, etc., y a la postre, a toda la sociedad. El totalitarismo se convierte en una dictadura mesiánica de mandato unipersonal.

En resumen, por su esencia el socialismo marxista, castrista, chavista, social-indigenista, no tiene la capacidad ni la posibilidad de producir riqueza y por tanto mayor producción de bienes y servicios para la población; cuando estos socialistas llegan al poder, toman la generada anteriormente por el capitalismo y aplicando una política populista y distributivista la reparten  hasta que logran igualar a todos en la pobreza, con excepción obvia de la dirigencia revolucionaria.

En el fondo todos sabemos lo que se nos viene con el mentado cambio revolucionario y como todavía existe libertad de acceso a la información, podemos aun y no como en Cuba, entrar a Internet y ver lo que ocurre y se piensa en el mundo entero, que países crecen y cuales fracasan, donde se respeta las libertades humanas y donde mueren los opositores en manos del totalitarismo.

Lamentablemente para enfrentar este desastre no aparecen aun los políticos con doctrina y con convicción. La política en Bolivia, también en otros países, se la ha venido ejerciendo en ausencia de principios ideológicos y con un gran desconocimiento de la doctrina y la economía política y reduciéndose a la componenda, al cálculo cortoplacista de las próximas elecciones y luego cómo lograr una mejor tajada del erario nacional.

Vivimos en un camaleonismo de las izquierdas y derechas, donde todos finalmente son populistas y nadie se diferencia de nadie. Los discursos de los candidatos del MAS son de lo mas diversos y todos citan como inspirador al gran líder. Cada uno ellos pone sus propias visiones y versiones como salidas de boca del líder y de esta manera se nos presenta una ensalada ideológica que seguramente nos va a caer pésimo.

A su vez muchos (no todos), de los representantes de las elites políticas y empresariales tratan de acomodarse y quedar bien con la masa y el gobierno; utilizan el discurso populista y no son francos y capaces de exponer con claridad y convicción los principios doctrinales de la economía social de mercado, que ha demostrado ser mas eficaz y por lo tanto mas beneficiosa para la sociedad. Esta indefinición y falta de principios les impide diseñar programas de gobierno consecuentes con su propia orientación ideológica.

En consecuencia las elites democráticas al no asumir, por ignorancia o desidia o acomodo, una propia doctrina: Estado regulador, libertad política y económica, propiedad privada y economía de mercado con inclusión social, no pueden ni van a poder diseñar propuestas y programas de gobierno consecuentes con la ideología que dicen profesar y al no tener planteamientos claros que los diferencie de los social-indigenistas, no pueden convencer y orientar a los ciudadanos.

Por ahora, lo único claro que queda es la genial impostura del Icono Indígena, Evo Morales, creación de ONGs e intelectuales marxistas, en base al cual los operadores del poder han logrado unificar a la gran masa bajo una consigna racista y de revancha histórica. Esto durara algún tiempo hasta que la crisis por la mala conducción de la economía los castigue y en este momento para frenar el descontento de la población, de q`aras y t`aras, por el hambre, la miseria, la violencia desbocada del narcotráfico, será necesario para la mantención del régimen, aplicar a sangre y fuego la receta totalitaria cubana, el terrorismo de Estado, que ya se viene ensayando en su version laight.

Nota. Inspirado en Pertinencia histórica del capitalismo de Emiro Rofundo Paul, Venezolano.

 

Deja un comentario

LOS MECANISMOS DEL PODER

LOS MECANISMOS DEL PODER

Ovidio Roca 2010

La vida en sociedad no puede entenderse al margen de las relaciones sociales y políticas, relaciones que en un sentido general, son “relaciones de poder”.
El poder, da a quien lo ejerce la posibilidad de actuar en función de sus propios objetivos, ya sean democráticos o totalitarios,  y la posibilidad de imponerlos a los demás.

El grupo que accedió al manejo del Estado Boliviano (por elecciones legales fruto del avance democrático del país), aumenta cada vez más su poder y su violencia, buscando perpetuarse en el gobierno de manera indefinida, e imponer su visión totalitaria (sin división de poderes) y de Capitalismo de Estado, con ropaje comunitarista y del modo Stalinista.

Un gobierno que ha demostrado la más burda ineficiencia y corrupción y en su desenfreno populista promete y ofrece a sus seguidores, dadivas, pegas; licencias de impunidad para actividades ilícitas: cadena coca – cocaína – contrabando. Usa incentivos, prebendas, coacciones y sobre todo genera terror. Todo lo cual exige el uso arbitrario de los recursos institucionales: leyes, fiscales, jueces, policías, ejercito y el uso abusivo de la economía y capacidad de endeudamiento del Estado, para su disfrute y poder, y como contrapartida demanda total sumisión. Lo que no ofrece innegablemente, es libertad y dignidad para los hombres que quieren labrase con esfuerzo y honestidad su propio futuro.

Este proyecto de poder implantado en Bolivia, no es improvisado, tiene un diseño inteligente y diligentes operadores (grupo palaciego), con fuerte “voluntad de poder” , los que día a día van afianzando su dominación ideológica, económica y territorial en todo el país.

Nietzsche difundió la idea de la “voluntad del poder”. Vale decir la dominación sobre las personas, sobre el pueblo y también y muy importante: el control sobre la persona que circunstancialmente ejerce el poder. Con el poder consiguen que otros quieran lo que ellos quieren y finalmente buscan lograr el poder absoluto, cuando la gente hace lo que creen que el tirano desea.

En su diseño, los operadores usan como aglutinante el racismo, la pertenencia a los denominados pueblos originarios campesinos y una determinada clase social, y lo usan para enfrentar y excluir al opositor, al que además hay que dominar, tomar sus tierras y posesiones, todo dentro de su estrategia de ocupación territorial, para esto ya se ha instalado un Zar en el oriente.

Para esta su estrategia cuentan con fuerte apoyo internacional de países totalitarios (Venezuela, Cuba, Irán) y como siempre el necesario enemigo común, los Estados Unidos de Norteamérica.

Cuentan y usan eficientemente el fuerte carisma personal del líder indígena. Construido por los operadores políticos internacionales, a sabor de los pobres y excluidos del país y los “progre” del mundo desarrollado.

Manejan y usan cotidianamente y con gran dispendio de recursos estatales, los medios escritos y audiovisuales para la persuasión directa, indirecta y subliminal de la población y buscan a toda costa eliminar cualquier opinión o medio que los adverse.

Aprovechando la natural búsqueda de afirmación e identidad, especialmente de personas y comunidades enfrentadas a la modernidad, procuran consolidar un mecanismo de dominación/sumisión, reconstruyendo una religión ancestral que les ayude a generar un sentido de comunidad primitiva, fácilmente manipulable. Intento que seguramente no prevalecerá ante el vigente sincretismo cristiano, poblado de iconos y pleno de fiestas y “entradas”.

Aprovechan del poder del Estado y del tesoro publico. Abusan del control y medran de la propiedad de los medios de producción, de las empresas estatales, del poder financiero público, etc.

Buscando al enemigo necesario, se enfrentan con los países democráticos, ahuyentan la inversión, que no solo significa recursos financieros, sino tecnología, organización, manejo eficiente de los recursos y sostenibilidad ambiental.

Y luego, la necesaria pregunta que nos señala Lenin, ¿Qué hacer?, de difícil respuesta en nuestro mundo de muchos analistas y diagnosticadores y pocos hacedores.

Para empezar, ante el despotismo racista y excluyente del MAS y su proyecto de cambio hacia el estatismo, el comunitarismo y la miseria generalizada, necesitamos contrastarlo con una propuesta democrática – autonomista. Propuesta que solo será aceptada por el resto de la población en la medida que: primero logremos motivarlos e inspirarlos y luego demostremos que con este camino e ideología democrática, el individuo y su familia logran su prosperidad económica y su bienestar social.

El propósito de siempre es la construcción de un país próspero y solidario, con mejores condiciones y calidad de vida, mas y mejores empleos e ingresos, mas y mejores bienes y servicios, mejores condiciones en nuestro entorno social y ambiental, vale decir desarrollo sostenible para todos los ciudadanos.

La actual y fuerte valorización de los recursos naturales junto a una eficiente gestión estatal y empresarial, permitiría lograr y administrar los recursos de capital necesarios para enfrentar el desarrollo, que implica necesariamente inversiones en educación, salud, tecnología e institucionalidad, para deja de ser un país de economía primaria y extractiva. Necesitamos urgentemente superar la dependencia económica y sicológica, de la plata, el estaño, los hidrocarburos y ahora del litio, por la inteligencia, el trabajo y la capacidad creativa del hombre.

Necesitamos una Política de Estado para atraer inversiones, gerencia y tecnología, de manera de activar y desarrollar las potencialidades de recursos, económicos y culturales con que contamos en cada una de nuestras regiones y sobre esta base avanzar, a la creación de capital social y tecnológico, a la industrialización, a la creación de valor agregado.

Un Pacto Nacional de Desarrollo  Productivo y Competitivo, a través de una estrecha alianza entre el Gobierno Central, las Gobernaciones y Alcaldías, con las empresas, los productores, las comunidades, la  sociedad civil, y la decidida participación de las organizaciones políticas formales; que sea capaz de implementar y mantener Políticas estables y duraderas que contribuyan a la sostenibilidad de la producción y del empleo. Una actitud seria, abierta al mundo y las ideas renovadoras, optimista, proactiva y de largo plazo y fundamentalmente manteniendo reglas del juego estables, gobernabilidad y seguridad para la inversión y el trabajo.

Y para lograrlo se necesita poder: poder en la propuesta, poder de convocatoria, poder económico, poder político.
Pero, poder político en un marco democrático, que tiene como rasgo específico la existencia y exigencia de un estado de derecho y que busca un destino compartido para hombres libres e iguales ante la ley, dueños de su vida, de su propiedad, de su destino. Poder que se ejerce con alternancia, fundamentalmente a través del Estado y sus instituciones, donde los partidos políticos son los intermediarios entre la sociedad y el Estado.

Vivimos un momento crítico en la historia de nuestro país, que demanda de los ciudadanos que sean capaces de pensar, de expresarse, de actuar, de tomar posición proactiva en defensa de su propia libertad, de su economía y del futuro de su familia. Demanda de las instituciones defender y garantizar la vigencia de las normas y acuerdos; de las Iglesias velar por la moral, el respeto al prójimo, la solidaridad y el libre albedrío. Demanda de los partidos políticos su necesaria refundación sobre bases doctrinarias y principios éticos para que contribuyan a fijar rumbos para el país y aporten a la gobernabilidad del Estado. ¿Qué hacer?, ¡!!!actuar!!!, pero actuar todos los demócratas juntos, evitando celos y personalismos en pro de un solo proyecto la Republica Federal de Bolivia.

Deja un comentario

EL RETO DE LA JUVENTUD BOLIVIANA, RECONSTRUIR EL PAÍS

EL RETO DE LA JUVENTUD, RECONSTRUIR EL PAÍS
– Ovidio Roca – 26.2.2011″
Más temprano que tarde va a tocar a los jóvenes, a los que aun permanezcan  en Bolivia, la difícil tarea de reconstruir el país.

Y vaya país el que va a dejarles esta banda de estalinistas e indigenistas chapuceros, quienes con su soberbia e incompetencia en el manejo del Estado están destruyendo la nación. Han destruido inicialmente la confianza, que es la base de todo emprendimiento humano, han continuado con el sistema económico, el aparato productivo, la agricultura, las instituciones democráticas, han promovido el populismo y destruido el sentido de responsabilidad social, el orgullo del trabajo honesto y la capacidad de producir; han promovido una mentalidad de esperar del gobierno la solución de todos sus problemas personales y peor aun, han empujado a muchos emprendedores a conseguir riqueza y poder mediante los negocios ilícitos, donde la droga es la principal fuente de ingresos.

Han impuesto una constitución que atiza el racismo y promueve la confrontación regional; que desconoce a la nación boliviana penosamente construida en cinco siglos y reconoce derechos mentirosos a 36 tribus (cuando sabemos que es un grupículo palaciego el que manda) excluyendo a la mayoría mestiza boliviana.

Por azares de la economía, el Estado boliviano como nunca antes en la historia del país, recibió (entre el 2006 y el 2010) ingresos generales por alrededor de 60 mil millones de dólares, fruto de los altísimos precios internacionales de las materias primas y leyes impositivas que ellos no elaboraron. Con estos ingresos deberíamos haber fortalecido nuestra capacidad de producción, especialmente en alimentos, los que ahora necesitamos importar y cada vez en mayor cantidad.

El daño que el MAS ha hecho a Bolivia, es aun peor que un terremoto o un tsunami, pues con su predica nefasta han afectando el alma de la nación, a su moral, a su institucionalidad, al respeto a la ley, a los conceptos de trabajo y de responsabilidad, al apego a la educación y la superación personal. Han destruido la industria de hidrocarburos y expulsado las inversiones que garantizaban nuestras fuentes de energía; han destruido nuestra capacidad de producir el pan, el azúcar, el maíz, la carne, la papa, y una lista cada vez es más grande, como enla Venezuela Chavista.

Como no es posible vivir eternamente engañando y engañados, el pueblo ya esta perdido la esperanza y mas aun la confianza en el “procesos de cambio”; mucha gente creía en la ilusión del cambio, del vivir bien, pero la realidad que sienten en su estomago vacío, en sus piernas cansadas durante las largas colas para conseguir un kilo de azúcar y luego esperar horas y horas un micro que lo lleve a su barrio al que también teme llegar pues esta plagado de delincuencia e inseguridad. Y es en estos momentos que descubren la gran mentira que le endosaron los estalinistas e indigenistas, a los que los ve felices con casa y pensión gratis, autos y aviones gratis para ir donde quieran; dirigentes que ellos encumbraron y que como no compran porque se los dan gratis, no saben que faltan los productos en los mercados y que están caros y tampoco tienen problemas para moverse a cualquier parte del mundo a costa del Estado, disfrutando de su poder y sus cuentas en el exterior

Un desastre natural es posible de ser reparado cuando el país tiene instituciones, líderes honestos y creíbles y capacidad empresarial y tecnológica, como lo esta logrando últimamente Chile.  Si un país no las tiene, no es posible que pueda hacerlo ni aun con millonarias ayudas. Un triste ejemplo es Haití donde por mas dinero que le inyecten no hay capacidad de manejar ni siquiera la distribución de la ayuda y menos pensar en reconstruir el país, por lo que ahora se esta pensando en un Protectorado para que administre este país fallido. De ahí la importancia de la institucionalidad sólida que debemos construir y preservar.

Como mas temprano que tarde, el gobierno va a caer o lo van a tumbar como resultado de la crisis económica y el deterioro social,  el problema es quien se hace cargo del muerto. De un país enfrentado, con su aparato productivo paralizado, con un conjunto de leyes que entrampan al país y a la gente, con una población que desconoce y no cree en las normas y que aprendió a presionar y bloquear para pedir que el Estado todo poderoso le soluciones su problemas personales, gremiales y sectoriales; un estado de anomia y anarquía.

En este camino de la transición de gobiernos que fracasan y se derrumban, la experiencia de Egipto a diferencia de Cuba es que el Ejército como institución esta garantizando la transición, para evitar las masacres, al decidir no apoyar al tirano. En Cuba como en Venezuela y Bolivia el ejército (no sabemos si en su totalidad) ha sido comprado por el tirano y ahora falta  descubrir el mecanismo que garantice la transición.

Y aquí nuevamente el reto para los jóvenes: necesitamos urgente prepararnos y organizarnos para reconstruir el país, necesitamos construir un futuro compartido para todos y sin excepciones. Sabemos que las naciones se estructuran a partir de tradición y memoria de sus ciudadanos, pero sobre todo con la voluntad creadora de sus líderes para construir y esta construcción es específica para cada realidad, para cada nación.

Una cosa que ha puesto en evidencia el MAS es la temática indígena y la exclusión social. Nuestro país es diverso geográfica, étnica y culturalmente y como la unidad no es necesariamente la uniformidad, nuestro camino es el de una sociedad unida pero respetando su diversidad y aquí viene el modelo de Autonomías que permite que los ciudadanos puedan enfrentar y solucionar sus necesidades en su región y dentro de sus propios valores y perspectivas. El derecho a la igualdad fue una conquista de las revoluciones europeas del siglo XVIII, el derecho y el respeto a la diferencia es una conquista de nuestro tiempo.

En este proceso de reconstrucción, los partidos políticos estructurados y con doctrina y propuestas son fundamentales pues son la base de la democracia. Estos actualmente están desacreditados al haber funcionado como fuentes de pegas, de negocios y de poder y no de construcción de país, con economía productiva, con trabajo; pero ellos son un pilar que debe ser rescatado e impulsado.

Ante la avalancha actual de estatismo y populismo, en el trabajo de reconstrucción nacional, debemos reivindicar los valores de la libertad y la responsabilidad, la iniciativa personal, la empresa privada,  la educación técnica y por eso el llamado a los jóvenes a quedarse y asumir el reto de reconstruir el país, que es de ellos, los bonosolistas ya estamos de ida. El enfoque del desarrollo no será el del simple crecimiento económico; el desafío es la inclusión por el trabajo, la educación, la ciencia y el desafío tecnológico para lograr una mejor calidad de vida, con mayor productividad y menos contaminación.

En esta reconstrucción debemos empezar en lo local, donde viven las personas concretas con sus problemas y sus propias alternativas; aplicando y asumiendo el modelo de Autonomías para manejar los programas y proyectos, desde su propia visión cultural y con dirigentes probos, que asumen la responsabilidad de dirigir con los riesgos y responsabilidades que ello implica, pues el interés común y de largo plazo casi siempre choca con intereses sectoriales y de corto plazo. No se debe repetir la actitud de nuestras autoridades municipales que abjuran de su Autonomía, jugando al calculo político inmediatista y dejando librada a la ciudadanía  en esta crisis de transporte urbano.

El MAS ha tomado la “nave del Estado” y no saben manejarla, han equivocado el rumbo y nos conducen al desastre, la están destruyendo y de paso a los pasajeros, ya es hora de que una nueva generación tome el control.

 

Deja un comentario