CON VELA Y TUTUMA

CON VELA Y TUTUMA

Ovidio Roca 03/05/2010

Ayer escuche a Evo anunciando la nacionalización, mas bien estatización, de las empresas eléctricas y pensando en Venezuela, fui rápidamente a comprar velas y buscar una tutuma para el baño de tres minutos, a lo Chávez. Si con la nacionalización de las empresas de hidrocarburos importamos cada vez más gasolina, diesel y gas licuado, ahora seguramente tendremos que importar también energía eléctrica y a falta de eso, velas. Olvidémonos del agua corriente, heladeras, aire acondicionado, focos, novelas por TV, etc. son vicios burgueses.

El problema de la receta socialista y las estatizaciones que forman parte del menú, es que termina como lo hemos visto en todos lados, ahogada en la ineficiencia y la corrupción. Y como la economía en el socialismo no funciona, pues ignoran los costes y las señales del mercado; esos asuntos vitales para la gente como desayuno, almuerzo y cena y otros como el baño y el transporte se hacen inaccesibles. Entonces para parar los reclamos, el Estado socialista aumenta sus mecanismos de represión y coacción y termina en un totalitarismo, donde todo aquel que discrepa con el régimen es acosado por la turba de jueces y fiscales del partido y conducido aLa Paz, donde la falta de oxigeno, el frío, el confinamiento y la angustia termina con su salud y con la paz de sus familias.

El socialismo es intervencionismo estatal en lo económico, político y la variante etno-socialista boliviana conducido por un grupículo blancoide, pedante y soberbio, es que usan al “indio” Morales como su bandera para lograr la adhesión social. Pero lo que pretenden finalmente es manejar los asuntos de la vida social a través del Estado, utilizando una burocracia que carece de la información y de la capacidad para entender el sinnúmero de relaciones de intercambio que orienta la producción y distribución de los bienes y servicios, relaciones que en el sistema capitalista se solucionan mediante el mercado.

Como buenos estalinistas, para ellos el Estado es un mecanismo de coacción y represión sistemática sobre los ciudadanos, y utilizándolo se empeñan en destruir la propiedad privada y eliminar esa libertad y vocación innata de las personas de buscar oportunidades para su progreso a través de mecanismos innovativos, comerciales y productivos. Atacan así una aptitud de la que son campeones los pueblos andinos, mercantilistas por antonomasia, y será la causa de su fracaso.

El ejemplo para los etno-socialistas es el Modelo Cubano y hablando de Cuba ayer leí una reseña (Instituto Prisma) de cómo funciona allí el sistema, luego de 51 años de revolución. De allí recojo libremente algunos datos, para señalar hacia donde nos conducen a los bolivianos:

*Cuba tiene 11,2 millones de habitantes y una fuerza laboral de 4,9 millones de personas, de las que más de cuatro millones trabajan en el sector estatal. En el último mes las peluqueras han sido permitidas de ejercer su trabajo de forma privada, no dicen nada de las jineteras.

*El 4 de abril, Raúl Castro reconoció que en el sector estatal, que es el único que existe, sobra un millón de puestos de trabajo, es decir la cuarta parte de la fuerza laboral del país.

*Las empresas tienen tantos inspectores y vigilantes como obreros, esto para evitar el desvío de insumo y productos al mercado negro. El problema es que inmediatamente los vigilantes entran en el negocio, pues con 20 US$ mensuales de sueldo nadie puede vivir.

*Enla Cubasocialista uno puede comer en una cafetería estatal de 10 mesas, atendida por 20 empleados y 10 fiscalizadores.

*El escritor cubano Guillermo Rodríguez Rivera con relación a los despidos decía en un artículo publicado en la página web dela Unión Nacionalde Escritores y Artistas de Cuba. “Hacerlos abandonar sus empleos para echarles encima el mar de prohibiciones que existen para realizar cualquier trabajo, mandaría directamente a esa masa a delinquir”.

*La salida, según la mayoría de los analistas, es de cajón: el Gobierno debe extender la iniciativa privada y fomentar cooperativas y pymes en los sectores que el Estado es incapaz de administrar con eficiencia. Para Rivera, las “nuevas empresas empezarían a ser una alternativa laboral, a cuyos empleos podrían aspirar muchos cubanos”.

En síntesis la solución es volver a la iniciativa y propiedad privada, vale decir al capitalismo.

Hay muchos ejemplos del fracaso socialista y pese a ello la adhesión hacia el socialismo se mantiene en el mundo. Es explicable esta actitud si pensamos en los intelectuales, pues ellos forman parte de las elites gobernantes y pueden satisfacer sus ansias de poder, de dominio, de reconocimiento, de consumo de todo lo que les apetece y no tanto en los más pobres. Para estos últimos la explicación podría ser la propensión de las masas a vivir de ilusiones y esperanzas y no asumir sus responsabilidades. Si el Estado les ofrece solucionar sus problemas muchos de ellos aspiran a esa solución.

En Bolivia se estatizo el sector hidrocarburos, electricidad, pronto se avanzara sobre las cooperativas de servicios y sobre las tierras y con ello se habrá asegurado el camino para llegar al paraíso socialista, como lo es en Cuba. ¿Será que eso es lo que queremos?, creo que no.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: